Óscar Martínez
. Foto

BIO Es madrileño y el próximo 1 de junio cumplirá 30 años. Tiene novia, aunque no piensa en casarse. Viajar es su pasión.

Acaba de salir del plató de El programa de Ana Rosa y se marcha a casa a descansar. Se tumbará en el sofá y se pondrá vídeos de Supervivientes, para estar preparado para presentar el nuevo debate del concurso.

Además del programa diario con Ana Rosa, ahora también trabaja los domingos...

No es agradable trabajar ese día, pero es un gran proyecto y me hace ilusión.

Es el primer debate que presenta en tele, ¿verdad?

Debate, sí, pero antes había hecho de todo. Aunque no lo creas, llevo quince años en esto.

¿Cómo sería su programa ideal?

Un espacio con mezcla: actualidad, debate, humor... Hay uno así en la televisión italiana, que me encanta.

¿Cómo se llama?

(Risas.) Ni idea, sólo sé que el presentador lleva gafas.

¿Es la tele sólo para guapos?

Rotundamente, no. Hay que saber comunicar. ¡Mírame a mí, que no soy nada guapo!

Se lo habrán preguntado mil veces, pero, ¿qué parentesco tiene con Emilio Aragón?

Esa pregunta ni te voy a contestar, porque estáis muy pesados con lo mismo.

Lo siento, pero el parecido es evidente...

Yo no veo mi parecido con Emilio Aragón por ningún lado; además, ya te he dicho que no voy a contestarte a eso.

¿Se considera un superviviente en algo?

Más que un superviviente, me siento afortunado. Estoy muy orgulloso porque la tele confía en mí.

¿Le gusta la tele que hace?

Por supuesto.

¿Le han ofrecido proyectos para los nuevos canales?

Alguno... Pero no te los pienso contar (risas).

¿Quiénes son sus ídolos televisivos?

Ana Rosa Quintana, Matías Prats, Anne Igartiburu, Ramón García, Javier Sardá, Jesús Vázquez...

¿Cómo es Ana Rosa?

Es estupenda. Es como una niña con zapatos nuevos, siempre tan ilusionada...

Y usted, ¿cómo es?

No soy mala gente, ¿no?

No creo... aunque con lo de Aragón se ha puesto bravo...

(Risas.) ¡Qué va!, es que me canso de lo mismo.

Es usted muy tranquilo.

No mucho. Lo que si soy es muy despistado.

¿Algún defecto más?

Soy adicto a la tele y un poco obsesivo.

¿Obsesivo con qué?

Con la televisión.

¿Quién le aguanta su obsesión cuando llega a casa?

Nadie, porque vivo solo.

¿Ninguna compañía?

Alguna hay por ahí...

* Tele 5. De lunes a viernes, a las 10.45 h.