La 'abadía' de Thelema
La 'abadía' de Thelema ARCHIVO

Aleister Crowley (1875-1947) siempre ha tenido fanáticos. Satanista, ocultista, mago ceremonial, místico, cantamañanas, escritor y figura pública de gran calado, el inglés, que gustaba de llamarse, entre otros títulos, The Beast 666 (La Bestia 666), sigue siendo un buen negocio para todo aquello que lleve aparejado su nombre.

Una agencia inmobiliaria italiana, cuyo nombre (Casa Bella) parece un chiste dado el producto que ofrece, acaba de sacar al mercado de la propiedad la casucha donde Crowley estableció en los años veinte del siglo pasado la abadía de Thelema, religión basada en el dogma "haz tu voluntad".

"Necesita restauración total"

El precio del lugar, poco más que un montón de escombros, tiene bastante que ver con el tirón público del personaje: 800.000 dólares. A pesar de la ruina ("necesita restauración total", dicen los vendedores), la agencia destaca el valor "histórico artístico" del lugar, su "amplio jardín" y anota que Crowley la habitó. No entra a comentar a qué actividades se dedicaba el huésped.

Dentro de la abadía, visitada con frecuencia, y de manera alegal, por fanáticos del mago, hay algunas pinturas rituales realizadas por Crowley. La casucha está en Cefalú, en la provincia de Palermo, en la costa norte de Sicilia (Italia).

Crowley alquiló la casita a comienzos de 1920. Se estableció en ella con una de sus sacerdotisas, la suizo-estadounidense Leah Hirsig, a la que él llamaba Mujer Escarlata o Soror Alostrael, en referencia a la consorte de la Gran Bestia en el Apocalipsis bíblico. Ambos practicaban ceremonias sexuales que definían como "mágicas" y basaban en la religión de Thelema (un concepto birlado al escritor francés Rabelais), instaurada bajo la fe de que la voluntad y el placer son libres.

Un antimonasterio para el yoga sexual

La abadía pretendía ser un antimonasterio (Collegium ad Spiritum Sanctum, Colegio del Espíritu Santo, le llamaron) donde desarrollar un aprendizaje místico basado en el yoga sexual y la magia negra. A la pareja se le unió una seguidora. Ambas mujeres tenían sendos hijos de parejas anteriores.

Benito Mussolini en persona expulsó de Italia a Crowley y sus sacerdotisas Las orgías y costumbres de los abadeses pusieron en peligro sus vidas. Los campesinos de las inmediaciones estuvieron a punto de lincharlos y cuando la Policía intervino en el caso, Crowley y sus compañeras fueron expulsados de Italia en 1923 mediante una orden que emanó directamente de Benito Mussolini.

Miembro de la sociedad secreta Golden Dawn y fundador de la secta ocultista Astrum Argetum, Crowley es una figura de gran predicamento entre los músicos de rock. Los Beatles le incluyeron entre la galería de famosos de la portada del disco Sgt. Pepper's Loney Heart's Club Band (1967) y los Rolling Stones practicaron algunos de sus dictados.

El más fanático fue Jimmy Page -guitarrista y líder de Led Zeppelin-, que se obsesionó hasta tal punto con Crowley que pagó cantidades millonarias por sus manuscritos y, en 1970, compró y vivió en la mansión Boleskine, en las orillas del lago Ness, donde el mago intentó entrar en contacto con el diablo.