Indignados protestan en una sucursal de Catalunya Caixa.
Indignados protestan en una sucursal de Catalunya Caixa. Bertrán Cazorla / ACN

Unos 100 indignados y vecinos de Pubilla Casas, en Hospitalet de Llobregat (Barcelona), han paralizado este jueves un desahucio y han protestado en el interior de una oficina de Catalunya Caixa.

Se quedaron en el paro cuando la fábrica en la que trabajaban cerróLos manifestantes han logrado evitar el desahucio de una familia de raíces paquistaníes con cinco miembros, entre ellos una abuela nonagenaria, a pocos metros de la oficina de la entidad con la que tenían firmada la hipoteca que no pueden pagar. Los secretarios judiciales han suspendido el desalojamiento al encontrarse con la protesta, vigilada discretamente por los Mossos d'Esquadra.

Uno de los habitantes del piso, el catalán Adnan Bashir, de 30 años, ha explicado que no pueden hacer frente a la hipoteca porque él, su padre y su hermano se quedaron en el paro cuando la fábrica en la que trabajaban cerró.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.