Ana María Matute
Matute en Murcia donde participa en la clausura de la decimoquinta edición del ciclo 'Los Cervantes en Murcia'. EFE

La escritora Ana María Matute ha asegurado que, a sus 86 años es "una mujer con proyectos", y ha anunciado que después de Navidad comenzará a trabajar en su próxima novela, de la que no ha dado ningún dato porque considera que "es como un perfume abierto, se evaporaría".

Yo misma me pregunto de dónde salen las fuerzas, pero este gin tonic que me estoy tomando me está sentando genialMatute ha mantenido una entrevista con la prensa en Murcia, donde se encuentra para participar en la clausura de la decimoquinta edición del ciclo Los Cervantes en Murcia, que organiza la fundación Cajamurcia.

La escritora, que recibió ese premio en 2010, ha asegurado que el galardón le ha dado "muchos ánimos" para seguir trabajando, y ha reconocido que no sabe de dónde saca las fuerzas para ello.

"Mi hijo, que me acompaña a todas partes, está más cansado que yo. Yo misma me pregunto de dónde salen las fuerzas; no lo sé, pero mira, este gin tonic que me estoy tomando, me está sentando genial", ha bromeado.

La autora ha asegurado que no publicará sus memorias porque "no tendría ningún interés", y ha señalado que el libro que más ha disfrutado escribiendo ha sido Olvidado rey Gudú (1996), mientras que sus preferencias como lectora pasan por los cuentos de Chejov.

Por el contrario, ha considerado que Caperucita "es el personaje más tonto de toda la literatura". "Lo de hacer caso al lobo, pase, pero que lo confunda con la abuela, ¡hay que ser imbécil!", ha dicho entre risas.

La literatura es una forma de ser, yo la soy...En su opinión, la literatura "hace más grande al ser humano" y le da pautas para "saber vivir". En su caso, escribir es algo que no puede evitar: "La literatura es una forma de ser, yo vivo por, con y sobre todo en la literatura, no la contemplo, la soy...", ha señalado.

"No he hecho otra cosa en mi vida que escribir. No sé qué lugar ocupo yo dentro de la literatura, pero sí se qué lugar ocupa la literatura en mí: lo ocupa todo", ha añadido.

Una ciudadana más ante la crisis

Soy una persona del pueblo como cualquieraMatute ha confesado que le "preocupa mucho el estado de inquietud en el que nos encontramos", añadiendo que "hay que ser muy insensible" para que a alguien no le preocupe.

Sobre cómo podría influir el trabajo de los escritores para mejorar la situación, opina que "la verdad es que influye poco. Somos como la gotita que va cayendo que al final perfora"

Ha admitido también que no entiende nada de lo que pasa respecto a la situación económica pero no cree que entienda "mucha gente". Ante las reiteradas preguntas sobre este tema, ha recalcado: "yo no soy un oráculo, soy una persona del pueblo como cualquiera".

*Consiga todos los libros de Ana María Matute en PopularLibros.