La Consellería de Medio Rural ha informado de que están activos dos incendios en Lobios y Manzaneda, ambos en la provincia de Ourense, que superan las 500 hectáreas de monte quemado —en concreto, 850 y 800 hectáreas—, por lo que, tal y como recoge el plan de prevención y defensa contra incendios forestales, alcanzan la calificación de 'gran incendio forestal'.

En Lobios, en la parroquia de San Paio de Araúxo, el fuego comenzó a las 8.00 horas del jueves y continúa activo. Las llamas proceden de Portugal, donde se ha declarado un incendio que afecta a varios miles de hectáreas y que ha llegado en distintos días y a varios puntos de Galicia por los vientes de componente sur, destaca la consellería.

En una zona pedregosa de gran pendiente, dificulta su ataque con los medios terrestres dado su entorno irregular, subraya. Según las nuevas estimaciones de Medio Rural, y con varias reproducciones y distintos focos en el municipio, ha quemado unas 850 hectáreas.

Participan en las labores para tratar de aplacarlo ocho agentes forestales, 30 brigadas, tres Grumir, siete motobombas, dos palas, seis helicópteros y cuatro aviones, así como efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que, según el departamento autonómico, se incorporaron este domingo.

Prosigue activo también el fuego en Manzaneda, en la parroquia de Cernado, que se inició el jueves a las 17.23 horas y se sitúa en el norte del Parque do Invernadeiro, en una zona de igual manera "con gran pendiente", también con reproducciones continuas a lo largo de estos tres últimos días.

En la actualidad, dada la complejidad de la orografía —sumada a los problemas de visibilidad por la intensidad del humo que dificulta una mayor intensidad de actuación por parte de los medios aéreos—, la consellería indica que "se trabaja en la realización de un contrafuego para cortar el avance y ponerle cerco al incendio".

Esta actuación se centra en puntos concretos, "donde el fuego presenta más obstáculos debido a los cambios de viento, que sopla racheado y con intensidad variable", subraya.

Según las nuevas valoraciones provisionales, la superficie quemada es de 800 hectáreas. En las labores de extinción participan dos técnicos, 14 agentes forestales, 37 brigadas, nueve motobombas, cuatro palas, ocho helicópteros y nueve aviones, además de la UME, que también se incorporó este domingo, apunta Medio Rural.

Nuevo incendio en riós y otros fuegos activos

Por otra parte, informa de un nuevo incendio activo en la localidad ourensana de Ríos (afecta a 80 hectáreas), que comenzó a las 8.40 horas del domingo.

Prosigue activo el de Viana do Bolo (Ourense), cuya afección ya se eleva a las 200 hectáreas; al igual que el de A Gudiña, que quemó unas 150 hectáreas. En Avión se mantiene activo pero con la misma extensión de superficie quemada, unas 100 hectáreas.

En Maceda las hectáreas arrasadas por las llamas siguen igualmente en unas 300 y el que mantuvo por horas decretado el nivel 1 en A Peroxa ha quemado unas 200 hectáreas. En Paderne de Allariz, asimismo, ardieron en las últimas horas unas 20 hectáreas.

Controladas las llamas en agolada

Los servicios de extinción han controlado las llamas en Agolada, en Pontevedra, tras afectar a unas 22 hectáreas según las estimaciones provisionales de Medio Rural.

En Lugo hay otro fuego controlado, en Carballedo, en la parroquia de Oleiros, desde las 14.14 horas de este domingo y, aunque se inició a las 21.03 de este sábado, la consellería no informa hasta última hora, cuando ha quemado unas 100 hectáreas.

Por último, según los datos del departamento que dirige Samuel Juárez, existe otro fuego controlado en Bolo, en la parroquia de Buxán, cuya afección también ronda las 100 hectáreas.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.