Los equipos de emergencias han logrado rescatar el cuerpo sin vida de una de las tres personas quedaron atrapadas en su vivienda tras el desprendimiento de tierra producido la pasada madrugada en el municipio de Cuevas del Almanzora, han informado el alcalde, Jesús Caicedo, y fuentes de la Subdelegación del Gobierno.


El cadáver ha sido localizado entre los escombros pasadas las diez y media de la noche y efectivos de los bomberos, ayudados por la maquinaria pesada que trabaja en el lugar, trataban de rescatar el cuerpo minutos antes de la once de la noche, según ha explicado el alcalde de Cuevas, Jesús Caicedo, que se encuentra en el lugar del siniestro siguiendo las labores de búsqueda. El regidor ha indicado además que hasta que el cuerpo no sea rescatado de entre los escombros no se podrá determinar su identidad y saber si se trata del padre o alguno de sus dos hijos que se encontraban en el interior de una casa-cueva cuando se produjo el derrumbe.

Una gran cantidad de tierra y rocas de grandes dimensiones están dificultando las labores de rescate. La maquinaria trabaja en la zona para tratar de despejar lo antes posible el acceso a la vivienda, en la que se encuentran al parecer un hombre de unos 52 años y dos de sus hijos, de entre 20 y 25 años, con los que no se ha podido establecer comunicación, ha indicado el alcalde de Cuevas del Almanzora, Jesús Caicedo.

La puesta en operación de una máquina de gran envergadura procedente de Murcia, sobre las 18.30 horas, ha acelerado de manera notable las labores de retirada de los cerca de 3.000 metros cúbicos de tierra. El Ayuntamiento de la localidad ha dispuesto todo lo necesario para que el equipo de rescate pueda trabajar durante las horas nocturnas.

Al parecer, el desprendimiento, ocurrido sobre las 5.30 horas, ha consistido en la caída de un talud de unos 15 o 20 metros de altura, compuesto de tierra arcillosa, que ha afectado en diferente grado a dos viviendas-cueva y tres casas de la barriada de el Realengo. Los equipos de emergencias, que han empleado perros de rastreo, estudian la mejor forma de proceder al rescate

El resto de las casas afectadas ya están vacías, tras el rescate de cuatro personas, dos de las cuales han tenido ser trasladadas al Hospital de la Inmaculada de Huércal-Overa con varias fracturas.Se trata de un varón de 25 años y de una mujer de 48, han precisado fuentes del servicio unificado de emergencias 112.

Otras de las personas que ocupaban las viviendas afectadas por el desprendimiento de la ladera han podido salir ilesas por su propio pie. En el lugar trabajan efectivos de los Bomberos, Protección Civil, Guardia Civil, Policía Local y los servicios sanitarios, además de técnicos del 112 y de Emergencias de la Junta de Andalucía. El suceso ha ocurrido en una ladera en la barriada del Realengo de Cuevas del Almanzora, municipio del levante almeriense situado a unos cien kilómetros de Almería capital.

Las casas cueva

Las casas cueva son utilizadas como vivienda desde el neolítico en Almería, según fuentes de la oficina de turismo de Almanzora, aunque las que se han visto afectadas por el derrumbe del talud fueron excavadas en la tierra a mediados del siglo XX. Estas cuevas-casa están ubicadas en los acantilados, y protegen a los que en ellas viven del calor en verano y del frío en invierno, pues mantienen estable la temperatura.

El que vive en una cueva hoy es porque quiere Normalmente, estas viviendas tienen una puerta y una chimenea que dan al exterior. Las cuevas habitadas más interesantes de Almería se ubican en el Barrio de Chanca, Alhabia, Gador y Benalux. Los afectados por el derrumbe son "gente de toda la vida" de Cuevas de Almanzora, explican sus vecinos. "Gente humilde" que está acostumbrada a vivir en una casa cueva y que no tiene miedo.  "El que vive en una cueva es porque quiere. Porque hoy con tantos pisos como hay se irían a uno. Están acostumbrados y lo ven muy normal", explican a 20minutos.es.

Consulta aquí más noticias de Almería.