CyL aboga por conformar una posición de Estado ante un proyecto "nefasto" y exige alianzas con países "con fuerza"

La consejera de Agricultura de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente, ha abogado por conformar una posición de Estado mediante un trabajo conjunto con el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) ante una propuesta de Política Agrícola Común (PAC) "nefasta", tras lo que deberían establecerse alianzas con países "con fuerza" como Alemania o Francia.
El Consejero De La Presidencia Y Portavoz, Jose Antonio De Santiago Juarez,Y La
El Consejero De La Presidencia Y Portavoz, Jose Antonio De Santiago Juarez,Y La
EUROPA PRESS

La consejera de Agricultura de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente, ha abogado por conformar una posición de Estado mediante un trabajo conjunto con el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) ante una propuesta de Política Agrícola Común (PAC) "nefasta", tras lo que deberían establecerse alianzas con países "con fuerza" como Alemania o Francia.

Clemente ha comparecido ante los medios de comunicación junto al consejero de la Presidencia y portavoz, José Antonio de Santiago-Juárez, para evaluar el documento elaborado por el Colegio de Comisarios y hecho público ayer por Dacian Ciolos y que, a su juicio, supondría una importante merma de los fondos económicos que perciben España y Castilla y León ya que "no apoya a la agricultura productiva y competitiva".

Tras destacar que el proyecto introduce "pocas novedades" con respecto a los borradores que se han conocido en los últimos meses, Clemente ha insistido en que con esta reforma España perdería recursos y afectaría de forma "grave" a los agricultores y ganaderos más productivos, un punto en el se ha referido a los pagos directos o tarifa plana, que, a su juicio, hace perder recursos a los más productivos y puede tener "efectos dramáticos" con el "café para todos".

En este sentido, la consejera ha rechazado el paquete de complementos medioambientales, ya que establece "excesivos condicionantes y repercute de forma negativa en determinados cultivos". Así, ha lamentado que la tan esperada definición de agricultor activo sea "absolutamente ridícula", ya que deja fuera al 82 por ciento de los agricultores que perciben ayudas de Europa y a un 50 por ciento de los existentes en Castilla y León, ya que se excluye a aquellos que perciban menos de 5.000 euros.

La insuficiencia de ayudas para garantizar el rejuvenecimiento del campo y la ausencia total de medidas de mercado, "absolutamente necesarias en una situación como la actual", son otros de los aspectos que llevan a la consejera a rechazar la nueva PAC por ser "muy negativa para España y para todas las comunidades autónomas".

Ante esta situación, Clemente ha insistido en la necesidad de que Castilla y León actualice su posición de Comunidad junto a las organizaciones profesionales agrarias y Urcacyl para cerrar un pronunciamiento más preciso sobre el documento, al tiempo que ha exigido al Gobierno que sea "contundente" con su rechazo al proyecto de la PAC.

De este modo, ha insistido en que se podría incluso llegar a paralizar la reforma, para lo que es necesario, a su juicio, establecer alianzas con otros países cuya situación sea similar a la de España como Francia y Alemania.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento