Bruselas urge a Eslovaquia a aprobar la ampliación del fondo de rescate europeo

El primer ministro griego, Yorgos Papandréu, el presidente de Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.
El primer ministro griego, Yorgos Papandréu, el presidente de Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.
Olivier Hoslet / EFE

Los presidentes de la Comisión Europea y del Consejo Europeo, José Manuel Durao Barroso y Herman Van Rompuy, han apelado este miércoles al sentido de responsabilidad de los diputados eslovacos.

El parlamento de Eslovaquia, el único que no ha aprobado la ampliación del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, rechazó el martes la medida, forzando la dimisión de su Gobierno.

"Instamos a todos los partidos en el Parlamento eslovaco a dejar de lado sus posturas sobre políticas a corto plazo y a aprovechar la próxima ocasión para garantizar una rápida aprobación del nuevo acuerdo" del 21 de julio, han señalado ambos presidentes en un comunicado conjunto.

"Seguimos confiando en que las autoridades y el Parlamento eslovacos estén plenamente conscientes de la importancia crítica de [que dispongamos de] un Fondo Europeo de Estabilidad Financiera reforzado y más flexible para preservar la estabilidad financiera en la eurozona", afirmaron.

Una segunda votación

A pesar del rechazo del martes, no todo está perdido para el fondo temporal de rescate, ya que la Constitución eslovaca abre la vía para una segunda votación sobre este mismo tema al tratarse de un tratado internacional.

En esta segunda votación, un respaldo para la ampliación del FEEF parece probable porque los opositores socialdemócratas han señalado que en caso de un derrumbe del Gobierno votarían a favor.

El apoyo de los socialdemócratas, que este martes se abstuvieron en la votación, es esencial toda vez que el gubernamental SaS (liberal) no ha respaldado la medida propuesta por los otros tres socios en el Ejecutivo.

De aprobarse la ampliación del FEEF, supondría que este pequeño país excomunista deberá participar con 7.720 millones de euros, cuando antes garantizaba hasta un máximo de 4.370 millones, en un país con un PIB de apenas 65.586 millones de euros en 2010.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento