El Consell exige una PAC que refuerce la competitividad y reconozca la contribución medioambiental de la agricultura

La Generalitat exigirá que la nueva Política Agrícola Común (PAC) establezca medidas que permitan reforzar la competitividad de la agricultura mediterránea y que, a su vez, "reconozca y apoye el mantenimiento de esta agricultura por su contribución a la sostenibilidad medioambiental".
Dña. Maritina Hernández
Dña. Maritina Hernández
EUROPA PRESS

La Generalitat exigirá que la nueva Política Agrícola Común (PAC) establezca medidas que permitan reforzar la competitividad de la agricultura mediterránea y que, a su vez, "reconozca y apoye el mantenimiento de esta agricultura por su contribución a la sostenibilidad medioambiental".

Así lo ha expresado en un comunicado la consellera de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, Maritina Hernández, en alusión al documento presentado este miércoles por la Comisión Europea que será objeto de discusión y debate por parte de los estados miembros, en el marco del Parlamento Europeo y otros órganos consultivos como el Comité de las Regiones, hasta alcanzar un texto definitivo que siente las bases de la política agraria europea a partir de 2014.

Hernández ha expresado su "preocupación" por diversos aspectos contenidos en ese documento, como el referido al presupuesto, cuestión en la que ha trasladado la necesidad de que "se mantenga el estatus actual para la distribución de los fondos por países y por pilares, y que la convergencia entre países no condicione el nivel de fondos que percibe España".

En su opinión, "si se quiere aproximar los apoyos en los diferentes estados miembros, debe hacerse con dotaciones de fondos complementarias y no en detrimento del presupuesto que reciben algunos estados, como España".

En cuanto a los pagos directos, considera que la propuesta de la Comisión Europea "rompe con la situación establecida en estos momentos y no sería aplicable a las condiciones de producción de la Comunitat" y ha señalado que el componente base de las ayudas "debe establecerse por hectárea, en función de la productividad de la tierra, y no de forma uniforme por hectárea de superficie agrícola".

Asimismo, ha criticado el planteamiento realizado por la UE de destinar el 30 por ciento de los pagos directos para poner en marcha "nuevas medidas, inaplicables en la agricultura mediterránea, para hacer más verde la PAC, "uando la propia actividad agrícola ya contribuye de una forma decisiva al mantenimiento del paisaje y de la sostenibilidad ambiental".

Al respecto, la consellera ha defendido que la agricultura mediterránea "incorpora ya unos valores como es la fijación de CO2, el uso eficiente del agua, la aplicación de la directiva de nitratos, el cultivo de superficies con riesgo de salinización o la utilización de códigos de buenas prácticas agrarias que ya suponen una auténtica protección del medio por parte de los agricultores" y ha reivindicado que, por este motivo, la PAC "debe apostar por este tipo de agricultura y no exigir nuevos compromisos a los productores".

Hernández también ha defendido que la nueva PAC "debe orientarse a mantener y reforzar la competividad del sector, y para ello es fundamental aportar estabilidad a los ingresos en el conjunto de la cadena alimentaria protegiendo el eslabón más débil, como es el productor".

Así, ha abogado por "extender a todo el sector agrario el sistema que se ha desarrollado para el sector lácteo, contemplando contratos obligatorios en campo, la participación de las agrupaciones de productores en la negociación y potenciando el papel de las interprofesionales en el correcto funcionamiento del mercado, llegando a sistemas de indexación de precios", por ser los mecanismos que, junto al sistema de seguros agrarios, "deben ser el soporte de la rentas de los productores".

En este sentido, se ha mostrado partidaria de introducir modificaciones en la política europea de competencia para alcanzar el escenario mencionado.

Además, ha defendido la introducción de apoyos de carácter estructural para favorecer las inversiones en el sector y especialmente la incorporación de jóvenes y mujeres, así como el fomento de la investigación y la innovación agroalimentaria.

Reciprocidad y medidas de intervención de mercado

En cuanto a las medidas de mercado, cree que "se debe dar un paso más e incluir el principio de reciprocidad en materia zoosanitaria, fitosanitaria, medioambiental o de bienestar animal en todo tipo de importaciones agroalimentarias, y no sólo en las reguladas mediante acuerdos específicos con países terceros".

Así, ha pedido "mecanismos de intervención de mercado que permitan evitar o minimizar los daños que puedan ocasionar al sector agroalimentario crisis como la ocasionada por el brote de E.coli en Alemania el pasado mes de mayo y que acojan a todos los cultivos y a todos los productores, independientemente de que dispongan de mecanismos de defensa en el marco de las OCM".

Hernández ha asegurado que el Consell va a realizar un "estrecho seguimiento" del proceso negociador y ha prometido su apoyo al Gobierno de España "si estos puntos, que la Generalitat considera prioritarios, constituyen la base de la posición negociadora de España ante la UE y son utilizados por el Ejecutivo para buscar alianzas con otros socios comunitarios de cara a incluir en el texto definitivo estas posiciones en defensa de nuestro sector agrario".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento