Barroso propone adelantar la entrada en vigor de fondo de rescate permanente

  • El presidente de la Comisión Europea quiere que que el fondo de rescate empiece a usarse a mediados de 2012 en lugar de en julio de 2013.
  • Pide que se use para la recapitalización de la banca "como último recurso".
  • "Los bancos que no tengan suficiente capital tienen que ser recapitalizados. Mientras tanto no se podrán pagar ni dividendos ni bonus".
  • Los bancos alemanes se oponen y ven la medida de prohibir los bonus "contraproducente".
El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.
El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.
Olivier Hoslet / EFE

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, propuso este miércoles adelantar a mediados de 2012 la entrada en vigor del fondo de rescate permanente, el Mecanismo Europeo de Estabilidad, en lugar de esperar a julio de 2013.

"Tenemos que acelerar la entrada en vigor del Mecanismo Europeo de Estabilidad", afirmó Barroso en el pleno del Parlamento, donde presentó su "hoja de ruta para la estabilidad y el crecimiento".

Barroso recalcó que el acuerdo del 21 de julio, en el que se acordó ampliar y reforzar el fondo de rescate temporal, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), debe hacerse operativo para que este instrumento pueda prevenir futuras crisis, conceder préstamos a gobiernos para recapitalizar la banca e intervenir en el mercado secundario.

"Pero este instrumento no solo es pera evitar un contagio, lo tenemos que blindar y hacerlo mucho más eficaz; tiene que tener mayor potencia", sostuvo Barroso.

En este sentido, el presidente de la Comisión Europea volvió a hacer un llamamiento a los partidos eslovacos, que ayer rechazaron en una primera votación la ampliación del FEEF. "Ese reforzamiento también se hace para los eslovacos. Les recomiendo que voten a favor de algo que es importante para ellos, para la eurozona y para el conjunto de la Unión Europea", afirmó.

El presidente de la Comisión Europea también pidió una "acción decisiva" con respecto a Grecia para despejar todas las dudas sobre la sostenibilidad de su economía y la entrega del sexto tramo de ayuda.

"Necesitamos una decisión sobre Grecia, porque la incertidumbre sobre su futuro va a poner en peligro la estabilidad del euro, pero también al sector financiero. Es el momento de despejar todas las dudas e incertidumbres", señaló en el Pleno del Parlamento Europeo donde propuso una hoja de ruta para la estabilidad y el crecimiento.

Además, propuso que la banca no pague dividendos hasta que se haya llevado a cabo una recapitalización. "Los bancos que no tengan suficiente capital tienen que ser recapitalizados. Mientras tanto no se podrán pagar ni dividendos ni bonus", afirmó en una intervención ante el Pleno del Parlamento Europeo.

En este sentido, Barroso ha reclamado una recapitalización coordinada de los grandes bancos de la UE para garantizar que puedan resistir a la crisis de deuda. El refuerzo de capital debe hacerse recurriendo al mercado cuando sea posible, con ayudas públicas nacionales y, sólo como "último recurso", utilizando fondo de rescate de 440.000 millones de euros.

El presidente de la Comisión ha reclamado a los países con problemas que prosigan con los planes de ajuste fiscal y a aquellos que tengan margen de maniobra que tiren de la demanda. Finalmente, ha defendido una mayor integración económica en la eurozona.

Los bancos alemanes, en contra

Las reacciones no se hicieron esperar. Los bancos alemanes rechazan las propuestas del presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, de recapitalizar los bancos que tengan un capital insuficiente y de no repartir dividendos. El director de la Asociación de Bancos Alemanes (BdB), Michael Kemmer, dijo este miércoles que "la Asociación de Bancos considera que estas propuestas son inadecuadas porque no combaten las causas de la crisis de endeudamiento soberano actual".

"En caso de que se apliquen estas propuestas, los requisitos legales de provisión de capital, serán maculatura al menos temporalmente", dijo Kemmer. Añadió que "el ajetreo y la respiración corta son mal consejo en la situación actual". Los bancos han incrementado notablemente su capital los pasados meses y son significativamente más resistentes que antes, según la banca alemana.

Los bancos alemanes consideran que "la prohibición de reparto de dividendos podría tener efectos contraproducentes, porque dificulta adicionalmente la posibilidad de lograr capital en el mercado".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento