Tres de los imputados por los sucesos en el Parlament tendrán que comparecer cada 15 días

  • Este viernes han declarado en la Audiencia Nacional tres de los imputados por acoso a diputados del parlament catalán el pasado 15 de junio en Barcelona.
  • El juez Eloy Velasco les ha impuesto comparecencias quincenales; les imputa un delito contra las altas instituciones del Estado castigado con penas de cárcel.
  • Diez personas han sido arrestadas esta semana por su implicación en los hechos; los imputados han negado ante el juez que usaran la violencia.
Agentes de la Policía Nacional identifican a un grupo de simpatizantes de los cinco primeros detenidos por su supuesta implicación en los actos de acoso a diputados del Parlamento catalán el pasado 15 de junio.
Agentes de la Policía Nacional identifican a un grupo de simpatizantes de los cinco primeros detenidos por su supuesta implicación en los actos de acoso a diputados del Parlamento catalán el pasado 15 de junio.
EFE/Javier Lizón

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha impuesto, a instancias de la Fiscalía, comparecencias quincenales a tres de los imputados detenidos esta semana por su presunta implicación en los actos de acoso a diputados del Parlamento catalán el pasado 15 de junio.

Los imputados, que han afirmado que no emplearon violencia en sus protestas -que podrían constituir un delito contra las altas instituciones del Estado-, tendrán asimismo que facilitar la dirección de su domicilio habitual y un teléfono de contacto. Las declaraciones han durado unos 45 minutos, pero, según fuentes jurídicas, los imputados se han negado a contestar a las preguntas de la fiscal y de la acusación popular.

Los tres imputados, uno de los cuales es un cámara que se encontraba trabajando el día de los hechos, han dicho que su actuación fue para "protestar por los recortes y la política económica del Gobierno catalán" y han asegurado que no usaron "métodos de violencia, coacción e intimidación".

Apoyo en la calle

Las mismas fuentes han explicado que durante la comparecencia se les han mostrado las imágenes aportadas por los Mossos d'Esquadra, que identificaron a 22 personas presuntamente implicadas en los insultos y zarandeos que sufrieron varios diputados que pretendían acceder a la Cámara catalana para el debate de los presupuestos autonómicos, con el que se abría la puerta a los recortes.

Los tres imputados se han reconocido en esas imágenes, han indicado las fuentes, que no obstante han precisado que a los tres jóvenes no se les aprecia una actitud violenta ni enfrentamiento o contacto físico con los diputados catalanes, como ellos mismos han asegurado ante el juez.

Mientras los detenidos declaraban ante el juez Velasco, otras cuarenta personas aproximadamente del movimiento del 15M se han concentrado frente a las puertas de la Audiencia Nacional detrás de una pancarta que rezaba: "Libertad detenidas, Puig dimisión".

Los concentrados gritaban lemas como "Barcelona no está sola", "libertad de expresión, Policía no" o "menos Policía y mas educación", "jo tambe estava al Parlament" o "Libertad, detenidos por luchar", después de que varios de ellos hayan sido identificados por los agentes que custodian la sede de la Audiencia Nacional y les hayan instado a cruzar a la acera de enfrente de la calle Génova para no obstruir el paso.

"Criminalizar" el movimiento

Tras la declaración de los imputados, uno de sus abogados, Benet Salellas, ha asegurado que estas detenciones y comparecencias ante el juez responden a una estrategia con el objetivo de "criminalizar" al movimiento del 15M y se ha preguntado si se citará también a los diputados supuestamente agredidos, ya que en ninguna de las imágenes se observan actitudes violentas.

Velasco también había citado para este viernes a otros dos imputados detenidos esta semana por su presunta participación en el cerco al Parlament, si bien no han acudido a declarar ya que, según han informado las defensas de los imputados que han comparecido, no había recibido las notificaciones.

A lo largo de esta semana, se ha arrestado al menos a diez personas, que han sido conducidas posteriormente a comisaría para entregarles la citación judicial; el jueves, nueve de la decena de imputados que no habían sido detenidos se personaron en Barcelona ante el juez de guardia para evitar así su arresto, pero seis de ellos fueron detenidos y trasladados a comisaría.

El juez Velasco imputa a los detenidos un delito contra las altas instituciones del Estado castigado en el Código Penal con entre tres y cinco años de cárcel, mientras que el sindicato ultraderechista Manos Limpias presentó una querella por estos hechos por ese mismo delito además de los de sedición y coacciones y amenazas

Mostrar comentarios

Códigos Descuento