Keith Richards, tras su operación, agradece a las "bellas enfermeras" el trato dispensado

Incluso después de caerse de un cocotero y ser sometido a  una operación cerebral, Keith Richards, guitarrista de los Rolling Stones no  ha cambiado ni un ápice. Los años no le han quitado las ganas de ligar. Ya ha sido dado de alta, y sus primeras palabras han sido para las guapas enfermeras que le hana cuidado durante su estancia en el hospital.
Keith Richards ©Korpa
Keith Richards ©Korpa
Korpa TV

El guitarrista de los Rolling Stones Keith Richards mostró su agradecimiento al equipo médico y a las "hermosas" enfermeras que le han cuidado estos días en el hospital neozelandés de Auckland, donde fue sometido a una operación cerebral.

"Desde los doctores a las hermosas señoritas que me han hecho menos dolorosas y más cortas las noches. No tengo palabras para expresar mi profunda gratitud", dijo el comunicado del músico que fue leído hoy tras ser dado de alta en el Mercy-Ascot Hospital.

Ojala no haya sido un grano en el trasero para el hospital

"Ojalá no haya sido  para ustedes un grano en el trasero", añadió Richards tras volver a dar las gracias a todos los "kiwis", como se conoce popularmente a los neozelandeses. Según informaron hoy los medios locales, Richards seguirá en Nueva Zelanda para continuar el tratamiento médico en el hospital.

El músico, de 62 años, lleva ya unas dos semanas en ese país desde que a finales de abril se cayera de un cocotero en las Islas Fiyi, donde descansaba en compañía de su familia y amigos.

El legendario guitarra fue trasladado a Nueva Zelanda, donde se le practicó una operación para extraerle sangre del cerebro como consecuencia de la caída. Fran Curtis, relaciones públicas de los Rolling Stones, señaló que la operación se produjo el pasado lunes y fue "un éxito al cien por cien".

NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento