El secretario de Prevención de Riesgos Laborales de UGT Huelva, Rafael González Mallofret, ha señalado este miércoles que "se está estudiando" si el incidente en el que dos operadores de la subcontrata SGS Tecnos sufrieron irradiación externa durante los trabajos de radiografiado de una línea de crudo de la refinería de Cepsa en La Rábida (Huelva), tendrá efectos en su salud.

Así lo ha puesto de manifiesto González Mallofret en declaraciones a los periodistas tras la concentración de miembros de UGT por la muerte de un trabajador en Santa Bárbara de Casa. En este sentido, ha indicado que el informe que tienen del CSN han recibido radiación de 15 mili Sieverts, uno, y dos mili Sieverts, otro.

Asimismo, ha señalado a modo de ejemplo, que la radiación que se recibe con una radiografía es de 0,1 mili Sieverts, lo que es igual a "unas 150 radiografías de golpe y el otro se habría expuesto a 20 radiografías de golpe". "No es que sea una barbaridad, pero el límite máximo está en 50 mili Sieverts máximo al año".

De este modo, ha remarcado que estos trabajadores "han recibido de golpe una radiación importante y se está estudiando si va a tener efectos en su salud", a la par que ha lamentado que la empresa subcontratada "no informara" a la principal.

Además, González Mallofret ha apuntado que "el grupo electrógeno con el que estaban trabajando, lo dejaron encendido y un cortocircuito que se produjo después ha provocado que la máquina se encendiera".

A su juicio, este tipo de circunstancia se pueden dar "cuando no hay una buena planificación del trabajo y sobre todo de trabajos de alto riesgo", que debe ser ejecutado con "un plan organizativo delimitado e informando a todos los trabajadores".

El suceso ha sido clasificado como de nivel 1 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares y Radiológicos (INES), al recibir dosis no planificada.

Consulta aquí más noticias de Huelva.