El comedor social de San Juan de Dios sirve casi 25.000 comidas durante el primer año de funcionamiento

Asimismo, entrega 3.620 unidades de ropa interior nueva; y en ropa de vestir, facilita 7.700 prendas
Comedor Social San Juan De Dios En Sevilla
Comedor Social San Juan De Dios En Sevilla
EUROPA PRESS/ORDEN DE SAN JUAN DE DIOS

El comedor social San Juan de Dios de Sevilla cumple "un año apostando por los más desfavorecidos" y desde su apertura el pasado 5 de octubre de 2010 ha servido casi 25.000 comidas y ha asistido a más de 400 personas inmigrantes de hasta 61 nacionalidades diferentes.

Según ha resaltado en una nota la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, "el esfuerzo de hermanos y profesionales, la ayuda de voluntarios y cientos de bienhechores, junto a importante contribución de la Asociación 'Tú si puedes', han hecho posible el éxito de este proyecto hecho realidad".

"El comedor social San Juan de Dios de Sevilla cumple un año de apertura al servicio de los más desfavorecidos y vulnerables de la sociedad y que cada día tocan a su puerta", ha señalado. Además, ha apuntado que el esfuerzo por hacerlo realidad y por mantenerlo "no sería posible sin la solidaridad y la ayuda de los hermanos, profesionales, voluntarios, cientos de bienhechores que brindan alimentos, ropa y material para que el centro se mantenga y la mano que tiende la Asociación 'Tú si puedes' que, desde el primer momento, apostó por embarcarse en este viaje con la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios alienado en trabajar por la dignidad de la persona y los más necesitados".

"Desde que el comedor sólo era una idea, la Orden Hospitalaria contó con la participación de la asociación, cuyos lazos se mantienen intactos e incluso intensificados", ha recordado.

En esta línea, ha indicado que la asociación de ayuda sin ánimo de lucro surge con el fin de paliar el déficit asistencial existente sobre la cobertura de necesidades básicas y atención, promoción e inserción social de las personas sin hogar o en riesgo de exclusión social. 'Tú si puedes' colabora intensamente con el comedor desarrollando diversos proyectos de ayuda a los más necesitados desde varios frentes como gestionando, convocando actividades y recabando fondos para la institución, contando siempre con la solidaridad de los sevillanos.

"Es la casa más pequeña de la Orden, pero la más conocida por los sevillanos, lo cual es muy importante de cara a conseguir cada día más colaboradores, de cuya generosidad se nutre el centro para poder devolvérselo a los que más lo necesitan a través de tres programas de actuación, alimentación, higiene y atención social", ha subrayado.

Por otro lado, los que se acercan a la sede del comedor social San Juan de Dios llegan por diversos motivos, desde quienes carecen de un alojamiento estable y adecuado, por marginación social, aislamiento y desvinculación familiar, desarraigo de su ámbito social, carencias afectivas o sin proyecto de vida, parados de larga duración, falta o pérdida de hábitos de higiene y alimentación. Además, de personas de dependencia institucional o falta de documentación básica, usuarios con adicciones, problemas de salud general o salud mental, inmigrantes en situación irregular y personas con problemas económicos y también judiciales.

Desde la apertura del centro hasta finales del mes de septiembre se han atendido a 24.642 comensales, con una media diaria de 150 personas, que corresponden al programa de Alimentación. En el programa de Higiene se han realizado 3.300 duchas, las cuales se activan los lunes, martes y miércoles de una forma programada. Asimismo se han entregado 3.620 unidades de ropa interior nueva; y en ropa de vestir se han facilitado 7.700 prendas.

En este sentido, ha concretado que se han entregado abrigos a 1.200 personas y 915 mantas a personas que se encuentran sin hogar y duermen a la intemperie. A ello se suman 1.640 entregas de calzados. Por su parte, en el programa de Atención Social, mediante el cual se orienta a las personas en la obtención de prestaciones y apoyo a fin de lograr la reinserción social y laboral, se han realizado 1.720 entrevistas, de las que el 75 por ciento corresponden a hombres y el resto a mujeres, que oscilan entre los 19 a los 88 años de edad.

Un gran porcentaje vive en la calle, otros en habitaciones alquiladas, en pensiones, viviendas abandonadas y en casas de propiedad o familiar. Algunos perciben una pensión o prestación económica, pero que con el que no cubren los gastos básicos.

Personas con formación universitaria

Por el contrario, la gran mayoría vive pidiendo en la calle, realizando trabajos esporádicos, cuidando a personas mayores, limpiando casas por horas, vendiendo chatarras o actuando en la calle. "Contrariamente a lo que se considera de que la falta de estudios merma oportunidades y por tanto aboca a la pobreza, el programa de Atención Social ha detectado la presencia de 21 personas con estudios universitarios en medicina, ingeniería, enfermería, magisterio, turismo o arquitectura; 170 han realizado cursos de formación profesional; 406 tienen los estudios primarios y el resto carece de estudios. Respecto a los inmigrantes, se han asistido a 418 personas de 61 nacionalidades diferentes.

"Detrás de los datos y las estadísticas hay personas agradecidas que han expresado su gratitud a través de cartas y postales que han llegado al comedor emocionando a sus destinatarios, otros piensan que el comedor les ha devuelto la seguridad de que alguien piensa y se preocupa por ellos; e incluso el éxito de otros que han logrado un puesto de trabajo tras el empuje dado desde los responsables del centro", ha apuntado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento