La Zona 30 estará también en Mesoiro y Matogrande

El Ayuntamiento limitará la velocidad en los dos barrios en 2007. Los vecinos del Orzán, Monelos y A Zapateira también la solicitan para evitar los atropellos.
Adormideras y Los Rosales, pioneras: La Zona 30 de Los Rosales, la segunda que existe en la ciudad tras Adormideras, ha llevado la tranquilidad a los peatones. Sin embargo, asociaciones como Stop Accidentes criticaron hace meses que no sólo hay que poner señales de limitación, sino que se respeten. Otros critican que los coches no reducen la velocidad hasta llegar a las bandas. 
Adormideras y Los Rosales, pioneras: La Zona 30 de Los Rosales, la segunda que existe en la ciudad tras Adormideras, ha llevado la tranquilidad a los peatones. Sin embargo, asociaciones como Stop Accidentes criticaron hace meses que no sólo hay que poner señales de limitación, sino que se respeten. Otros critican que los coches no reducen la velocidad hasta llegar a las bandas. 
M. Fuentes
Dentro de unos meses, los automovilistas tendrán que reducir la marcha cuando entren en Mesoiro y Matogrande. El alcalde, Javier Losada, confirmó ayer a 20 Minutos que estos dos barrios se convertirán en Zona 30 el próximo año. «Son barrios consolidados, con espacios cerrados perfectos para la Zona 30», explicó Losada.

En el caso de Matogrande, la decisión del Gobierno local hará realidad una reivindicación histórica del barrio. «Nos parece una noticia estupenda», señalaba su presidente, David Alba.

Peatones seguros

Pero también los barrios de Monelos, Orzán y A Zapateira, donde residen unos 70.000 vecinos, aspiran a seguir los pasos de Los Rosales y Adormideras: quieren convertirse en zonas 30.

Las tres entidades vecinales coinciden en que estos espacios son la mejor solución contra los atropellos, que en A Coruña son un grave problema: sólo en lo que va de año, 34 peatones han sido arrollados en la ciudad.

«Si convierten a Matogrande en una Zona 30, lo más normal es que también la instalen aquí, en Monelos, para que no quedemos en el medio», dice su presidente, Ramón Huesa.

Por su parte, los vecinos de A Zapateira consideran  que esta medida también sería muy viable en su barrio, al tratarse de una gran zona residencial en pleno proceso de crecimiento y donde la mayor parte de los residentes son parejas con hijos pequeños.

En el Orzán, sin embargo, solicitan reducciones de velocidad obligatorias en dos únicas calles: Orzán y Juan Canalejo. «Muchos coches pasan por aquí para evitar San Andrés, a veces lo hacen a 80 km/hora, y eso es un peligro para todos los peatones. Hay que mirar mucho para cruzar», denunica su presidenta, Aure López.

Los pros...a menos velocidad

La mayor ventaja de la Zona 30 es la reducción de la velocidad. Los peatones pueden cruzar más seguros y además se reduce el ruido que produce a diario el tráfico. En Adormideras, según los vecinos, el sistema funciona muy bien y da más seguridad.

... y los contras las bandas

El mayor inconveniente de la Zona 30 son las bandas rugosas y sobre todo, su colocación. «Están demasiado cerca de los pasos de peatones, así no sirven», dice la oposición. La Policía Local añade que las bandas provocan muchas caídas de motos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento