Los andaluces convirtieron en un paseo su primera final europea. Terminaron el primer tiempo con una ventaja de 1-0 tras un gol de cabeza de Luis Fabiano en el minuto 26. Tras el descanso agregaron tres tantos y desinflaron al Boro que jugaba su último partido bajo la batuta del entrenador Steve McLaren, que será el próximo seleccionador inglés.

El italiano Enzo Maresca marcó dos goles en seis minutos, a los 78 y 84, y el sustituto Frederic Kanoute echó más sal a las heridas de los ingleses con un cuarto a un minuto del final, para conceder al Sevilla su primer trofeo desde 1948 y una manera perfecta de celebrar su centenario.

El Sevilla es el tercer equipo español en ganar la Copa de la UEFA después de los triunfos del Real Madrid (en 1985 y 1986) y del Valencia (2004).

UN GRAN DIA

'Este miércoles, Sevilla es más grande. Desde 1948, no conquistábamos ningún trofeo y, ahora, somos nada menos que campeones de Europa. Este título es para toda Sevilla, para Andalucía y para España entera', dijo el presidente del Sevilla, José María del Nido, en declaraciones a medios.

McClaren no pudo inspirar la victoria de su equipo y los ingleses no consiguieron brillar en su primera aparición a este nivel.

'Podíamos haber jugado mejor pero dándoles crédito fueron un equipo de clase y se lo merecían', dijo el capitán del Boro, Gareth Southgate, a ITV.

El Sevilla se vio recompensado por su temprano dominio con el gol que inauguró el marcador a los 26 minutos. Daniel hizo un pase perfecto al centro del área y Fabiano lanzó de cabeza sin dar opciones al guardameta del Boro, Mark Schwarzer, que llevaba una máscara protectora tras una fractura en un hueso de la mejilla hace menos de tres semanas.

El portero sevillista, Andrés Palop, afirmó que 'el Sevilla se lo merecía como recompensa al gran esfuerzo realizado' y aseguró: 'Hoy se ha visto quien es el campeón sobre el terreno de juego'.