La provocación superficial del postmodernismo

  • El Victoria and Albert Museum de Londres inaugura una exposición sobre el movimiento que retó al modernismo.
  • Los colores chillones, la artificiosidad y la obsesión por el estilo comenzaron con la arquitectura y se extendieron al arte, el cine, la moda y el diseño.
  • Studio Alchimia, Grace Jones, New Order y Helmut Newton son algunos de los artistas presentes en la muestra.
Neón de la exposición 'Postmodernism: Style and Subversion 1970-1990'
Neón de la exposición 'Postmodernism: Style and Subversion 1970-1990'
© V&A Images

Retaron al modernismo, sencillo y puro. La exuberancia, el color, los patrones atrevidos y el atractivo de lo superficial convirtieron al Postmodernismo en un movimiento abanderado de la libertad en el diseño.

Los creadores modernistas veían el estilo como una consecuencia secundaria de sus visiones utópicas: para el postmodernismo el estilo lo era todo.

El Victoria and Albert Museum de Londres explora en Postmodernism: Style and Subversion 1970-1990 (Postmodernismo: Estilo y subversión, 1970-1990) un fenómeno que empezó siendo una provocación arquitectónica y terminó extendiéndose al arte, al cine, la música, la literatura, la moda y el diseño.

Entre los 250 objetos hay obras excesivas y radicales de los estudios italianos Memphis Group y Studio Alchimia, dos colectivos que unían a arquitectos y diseñadores admiradores de la copia falsa y del pastiche. En sus manos, los muebles y los objetos cotidianos se transformaban en una locura vanguardista de los años setenta y ochenta. La muestra detalla también las innovaciones arquitectónicas del movimiento, que empleaba un lenguaje crítico mezclando referencias a la alta cultura y a lo popular.

Androginia, asexualidad y cultura de club

La música, la moda, la performance y la cultura de club se unen en el museo Victoria and Albert en una sección saturada de instalaciones audiovisuales con fotografías de Guy Bourdin y Helmut Newton, trajes de Annie Lennox y Devo, giradiscos del pionero del hip-hop Grandmaster Flash... Personajes como Grace Jones o Leigh Bowery dan pie a analizar a los artistas que jugaron a la androginia y a la asexualidad en escena.

El material gráfico de la exposición reune la creaciones del innovador diseñador gráfico Neville Brody y de Peter Saville (autor de las portadas de los discos de Joy Division y New Order), cuadros de Robert Rauschenberg y Andy Warhol.

La escultura que el artista Jeff Koons hizo de Luis XIV, fragmentos de películas del director inglés Derek Jarman y vídeos musicales de New Order completan este recorrido por el Postmodernismo: un producto de la cultura de la comodidad, la fascinación por el exceso y la grosería poderosa del dinero.

A finales de los años ochenta muchos comenzaron a descreer del Postmodernismo sin saber con exactitud cómo reemplazarlo. La muestra concluye con el reflejo de esta incertidumbre en el diseño y el arte, que hacen reflexionar al espectador sobre la influencia de este movimiento caprichoso en la estética actual.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento