Envían 16.000 imágenes de fotos callejeras de todo el mundo a un certamen de un año de duración

  • Street Photography Now intenta crear una comunidad de 'street photographers'.
  • La primera edición del concurso acaba de ser fallada en Londres.
  • Los fotógrafos debían remitir obras inspiradas en los consejos que cada semana aportaba un profesional de prestigio.
Foto de otro de los dos ganadores de Street Photography Now, Jack Simon
Foto de otro de los dos ganadores de Street Photography Now, Jack Simon
© Jack Simon - Street Photography Now Project

Acaban de ser anunciados los premios de la primera edición de Street Photography Now (La fotografía callejera ahora), un proyecto de un año de duración organizado por The Photographers Gallery, de Londres, y los comisarios Sophie Howarth y Stephen McLaren, autores del libro del mismo título, publicado este año por la editorial Thames & Hudson (no hay, por el momento, traducción española).

El Reino Unido y, en particular, Londres, vuelven a ser el centro mundial de la fotografía callejera, aquella realizada sin pose ni preparación previa que captura, explora o cuestiona asuntos sobre la sociedad contemporánea y las relaciones entre los individuos y sus ambientes.

El género documental más practicado en el mundo

Este verano la street photography fue el género central de un festival dedicado en exclusiva al subgenero documental más practicado en el mundo, sobre todo por amateurs.

Ahora termina la inspiradora edición de Street Photography Now, un certamen con premios no demasiado cuantiosos -500 libras esterlinas para cada ganador, unos 583 euros- pero resultados ambiciosos: poner las bases para la constitución de una comunidad mundial de fotógrafos callejeros en un momento en que algunas leyes y reglamentos nacionales intentan coartar y condicionar el derecho a hacer fotos en los espacios públicos.

Una selección de las fotos pueden verse en el grupo de Flickr del proyecto. Los ganadores han sido Jack Simon, psiquiatra y residente el área de San Francisco (EE UU), y el inglés Jo Paul Williams.

Ambos tienen un ojo de rapidez prodigiosa para captar la urgencia de la vida urbana diaria y los momentos de inesperada sincronía, extrañeza o humor que se producen a nuestro alrededor.

La mecánica del proyecto-concurso era singular. Cada semana, un fotógrafo callejero de prestigio daba un consejo o enunciaba una característica a tener en cuenta para hacer street photography y los participantes debían subir al grupo fotos realizadas o inspiradas en esas instrucciones.

Eran de carices muy diferentes: desde "no preguntes, dipara" o "busca la ambigüedad que subyace bajo la superficie", hasta "presta atención a la población de cuatro patas" (en referencia a perros y otras mascotas urbanas) o "la foto es como un asesino: rápido y silencioso".

Lo más alentador para los organizadores es que una buena parte de los fotógrafos callejeros que participaron en el certamen han anunciado su intención de seguir en la brecha y conectados unos con otros. Se han organizado en la comunidad virtual Street Photography Now, que ya tiene más de 300 miembros.

Sin necesidad de premios por medio acaban de iniciar el segundo año del proyecto. La primera instrucción es toda una declaración de intenciones: "Lo verdadero de la vida está en las calles. Fotografía la vida diaria de las personas, cómo existen, cómo luchan por espacio, tiempo y placer".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento