Standard and Poor's
Fachada de la sede de Standard and Poor's en Nueva York. REUTERS

La Comisión de Bolsa y Valores de EE UU (SEC) informó este viernes de que ha detectado "fallos aparentes" en el funcionamiento de diez grandes agencias de calificación de riesgo y exigió a cada una un plan para remediarlos en el plazo de un mes.

En un informe, la SEC menciona una serie de errores, básicamente de procedimiento, en las diez agencias registradas como tales en la Comisión, entre ellas Standard & Poor's, Moody's y Fitch. "A pesar de los cambios de algunas de las agencias de calificación de crédito examinadas, el personal de la Comisión identificó elementos preocupantes en cada una de ellas", añade el documento.

Los fallos tienen que ver con "las metodologías y prácticas de calificación", y la SEC les pide comunicar sus procedimientos de forma "rápida y precisa", establecer "estructuras eficaces de control interno" y "gestionar adecuadamente los conflictos de intereses".

Se prevé que este informe sea una costumbre anual Aunque no identifica a las agencias por su nombre, el informe señala, por ejemplo, que una de las tres más grandes no tenía mecanismos eficaces para impedir que sus calificaciones se filtraran a terceros agentes antes de ser publicadas. Dos de las tres mayores firmas tampoco disponían de políticas específicas que indicaran cómo afrontar un conflicto de interés como el que se produce cuando deben calificar la oferta de alguien que es un importante accionista de la propia agencia.

Pese a que algunas agencias ya han tomado medidas para remediar esos problemas, según la SEC, la Comisión ha enviado cartas a cada una de ellas con la exigencia de presentar un plan para remediarlos en el plazo de 30 días. La Comisión elaboró el informe bajo mandato de la ley de regulación financiera aprobada el año pasado en el Congreso, y prevé convertirlo en una costumbre anual.