La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha criticado este jueves la "ansiedad" de las compañías eléctricas a la hora de cobrar sus facturas y ha señalado que no le parece "justo" que estén "amenazando" y "cortando la luz" a las instituciones públicas.

Barberá ha hecho estas declaraciones tras reunirse con la portavoz del Consell, Lola Johnson, tras ser preguntada por las informaciones que hablan de que la Generalitat ha evitado que corten la luz en el despacho del presidente, Alberto Fabra, y sobre la situación del Ayuntamiento en relación con sus pagos.

La primera edil ha reconocido que el Consistorio tiene "algún retraso, de dos o cuatro meses, no más" pero ha pedido que se tenga en cuenta que las facturas del alumbrado "son muy grades", con un costo mensual "de un millón y pico largo".

Barberá ha recordado que el Ayuntamiento está intentado reducir gastos pero ha apuntado que "no hay manera de bajar la factura, porque, aunque disminuya el consumo, siguen aumentando las tarifas y así no se puede".

En la misma línea, ha defendido que la institución "está pagando muy bien" y ha hecho notar que la situación de las compañías eléctricas "no es para que estén con esa ansiedad de cobrar". "No me parece justo que amenacen y corten la luz en instituciones públicas y, de alguna manera, ahogando la posibilidad de que se pueda pagar a los pequeños, porque a final de año presentan unos ejercicios con beneficios muy grandes. La solidaridad tiene que llegar a todos y a los más grandes, más", ha sentenciado.

"dejarnos respirar"

Por esta razón, se ha preguntado "cómo se puede estar amenazando" —también al Ayuntamiento, según ha dicho— con cortar el suministro "cuando están presentado resultados de beneficios". "Tendrían que hacerse cargo de que deben dejarnos respirar pra que podamos pagar a los más necesitados", ha reclamado.

Sobre esta cuestión, la portavoz del Consell, Lola Johnson, ha admitido la existencia de "problemas de retraso en el pago" por parte de la Generalitat a las compañías eléctricas, si bien ha destacado que "la normalidad es absoluta".

La portavoz ha indicado que no puede confirmar la amenaza de corte de luz al despacho del 'president' "porque no se ha producido", y lo que ha ocurrido es, "como en otras ocasiones con otros proveedores", "problemas de retraso en el pago". "No hay ninguna situación anómala que no sea el retraso del pago", ha insistido.

Consulta aquí más noticias de Valencia.