Los trabajadores de la empresa Lauki se concentrarán mañana viernes a las puertas de la central lechera vallisoletana para exigir a la multinacional francesa Lactalis que no deslocalice la producción de leche de la planta ubicada en el barrio de La Rondilla.

La convocatoria de movilización, que tendrá lugar entre las 13 y las 15 horas, ha sido realizada por los sindicatos CC.OO, UGT y CGT, según han informado a Europa Press fuentes sindicales.

Según estos sindicatos, la pretensión de la firma francesa es llevarse parte de la producción de la central de Valladolid, entre un 20 y un 30 por ciento, a las plantas ubicadas en Sevilla, Granada y Lugo.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.