Ventana en la EEI
Ventana en la EEI. ARCHIVO

Un fragmento del cohete espacial Tsiklón-3 amenaza con chocar con la Estación Espacial Internacional (EEI), informaron este jueves fuentes en la industria aeronáutica rusa.

"Los expertos del Centro de Control de Vuelos tienen suficiente tiempo para prevenir una posible colisión. Ahora están analizando la situación y preparan variantes de corrección de la órbita de la EEI", dijo un portavoz de la agencia Roscosmos, citado por medios rusos. No hay amenaza para la vida de los tripulantes de la estación, ya que hay tiempo suficiente para realizar la maniobra, aseguró la fuente.

Pasará varias veces a una distancia límite de la estación entre el jueves y el viernes "Un fragmento del cohete-portador Tsiklón-3, que en diciembre de 1991 puso en órbita los satélites Intercosmos-25 y Maguión-3, pasará varias veces a una distancia límite de la estación entre el jueves y el viernes", señaló otra fuente, citada por la agencia Interfax.

En caso de que fuera necesario, la órbita de la EEI será elevada 5 kilómetros a las 20.45 hora de Moscú (16.45 GMT) con la ayuda del módulo propulsor Zvezdá, precisó.

A principios de abril, otro fragmento de satélite que se había acercado demasiado a la EEI pasó de largo el complejo espacial y sus tripulantes no tuvieron que refugiarse en la nave Soyuz, como estaba previsto, según la NASA.