Aplazar los pagos a residencias de ancianos y discapacitados afectará a 50.000 trabajadores

Un grupo de mujeres en una residencia de ancianos.
Un grupo de mujeres en una residencia de ancianos.
EP

Los sindicatos CCOO y UGT han cifrado en unos 50.000 los trabajadores que resultarán afectados por la decisión de la Generalitat de Cataluña de aplazar las ayudas en residencias de ancianos y centros de discapacitados por falta de liquidez.

Ambos sindicatos critican en un comunicado esta medida, que aseguran que afectará además de unas 7.500 entidades y a unos 150.000 usuarios. También denuncian que en algunos casos el aplazamiento del pago puede poner en peligro la viabilidad de las entidades afectadas, que ya han anunciado que no podrán ofrecer ni la misma calidad asistencial ni pagar las nóminas de los trabajadores del sector.

UGT y CCOO se lamentan de que, una vez más, se haga pagar la crisis a las capas más débiles de la sociedad, dejando desatendidas a las personas más vulnerables y repercutiendo los problemas de tesorería en las ya comprometidas economías de los trabajadores de los centros afectados.

Han calificado asimismo de inadmisible que desde el departamento de Bienestar Social y Familia no se considere necesario informar de esta decisión a las organizaciones sindicales, "una medida que está teniendo impacto directo en las negociaciones abiertas, como la del sector de la atención domiciliaria y en las condiciones laborales de los trabajadores de los sectores afectados".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento