La Conselleria de Bienestar y Familia de la Generalitat ha anunciado a las residencias de ancianos y centros de discapacitados concertados y colaboradores que dejará de enviarles su aportación mensual correspondiente a septiembre y octubre por falta de liquidez.

Las residencias colaboradoras recibirán el 65% de la factura cada uno de estos dos mesesSegún han explicado fuentes de la Conselleria, esta situación ha obligado al departamento que dirige el conseller Josep Lluís Cleries a suspender el pago a estas residencias, que el lunes fueron informadas personalmente, y que recuperarán el dinero antes de finales de año.

Concretamente, las residencias concertadas dejarán de cobrar todo el copago que recibían por plaza correspondiente a septiembre (que normalmente se ingresa a finales de mes) y a octubre, mientras que la residencias colaboradoras recibirán el 65% de la factura cada uno de estos dos meses.

Estas fuentes han defendido que, en cualquier caso, al tratarse de centros concertados y colaboradores, no se quedarán sin ningún tipo de ingreso en septiembre y en octubre, ya que en su actividad también cuentan con fondos propios. Además, han remarcado que la Conselleria trabaja para que el plazo de suspensión de los pagos sea menor a dos meses, y han subrayado que, ante la falta de liquidez, el departamento ha querido priorizar las prestaciones y ayudas a las personas.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.