El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha anulado este martes la fianza de 15 millones de euros que el instructor del 'caso Gürtel', Antonio Pedreira, impuso a Francisco Correa como condición para ser excarcelado y ha sugerido al juez que le deje en libertad con medidas de control electrónico.

Así lo ha acordado el TSJM en un auto en el que estima parcialmente los recursos interpuestos por el propio Correa y la acusación ejercida por la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE) contra la decisión de Pedreira de exigir 15 millones de euros al imputado, en prisión preventiva desde febrero de 2009, para salir en libertad.

En su resolución, el tribunal admite que sigue existiendo riesgo de fuga, pero añade que éste "podría, quizás, evitarse mediante (...) medidas de control electrónico de la persona del imputado en cuestión, que serían menos gravosas que la privación de libertad actualmente acordada".

Eso sí, Pedreira debe recabar antes de la policía informes que garanticen que la adopción de una medida de control electrónico evitará, "con seguridad prácticamente absoluta y garantías de fiabilidad", el riesgo de fuga.

Además del control electrónico, la sala sugiere a Pedreira la adopción de otras medidas como presentaciones en el Juzgado, la intervención del pasaporte y la prohibición de abandonar el territorio nacional.

Así, la sala de lo civil y penal del TSJM insta al juez a pedir informes a las Fuerzas de Seguridad sobre la procedencia de adoptar esa medida, a la vez que le urge a finalizar la instrucción del caso "lo antes posible".

Riesgo de fuga

En el auto, el tribunal dice que la defensa de Correa no ha aportado ningún argumento que respalde que el riesgo de fuga se haya "atemperado" e insiste en que la medida de prisión provisional "sigue apareciendo como proporcionada" a la gravedad de los delitos que se le imputan.

En este sentido, destaca las actividades realizadas por Correa inmediatamente antes de su detención, "las enormes responsabilidades punitivas y civiles que se le reclaman" y las operaciones efectuadas para sacar dinero de España.

La Sala destaca que, en las conversaciones telefónicas intervenidas en la causa, Correa "mostró una predecible intención de ubicar su residencia en el extranjero, efectuando diversas inversiones inmobiliarias en Colombia y actividades en Panamá, habiéndose localizado activos superiores a 17 millones de euros en Suiza", y otras cantidades aún por determinar en Estados Unidos.

Consulta aquí más noticias de Madrid.