Joaquín Sabina
Joaquín Sabina, en una foto de 2010. Efe

El cantautor español Joaquín Sabina, que realizará su primera gira por Estados Unidos en octubre, considera que el régimen cubano es una "gerontocracia" incapaz de "abrir las puertas". El régimen de la isla es hoy una "gerontocracia que no sabe cómo abrir las puertas que inevitablemente se van a abrir", ha dicho el artista jiennense, quien ha precisado que "suenan campanas de abrir puertas y ventanas y de reconciliación" entre los cubanos.

"Aquella revolución jovencísima que nos llenó a la gente de mi generación de ilusión en todo el mundo, fundamentalmente en Latinoamérica, ha envejecido mal", ha apuntado en una entrevista telefónica en la que ha añadido: "A mi todos los exilios me duelen". El cantautor de 62 años actuará el próximo 23 de octubre en Miami, bastión del exilio cubano, acompañado con su banda al completo y como parte de su gira El penúltimo tren, que le llevará también a escenarios de Nueva York y de Los Ángeles.

Sabina ha dejado claro que su concierto en Miami "no tiene nada que ver con ningún tipo de política"

Entre la gran cantidad de artistas con los que Sabina ha colaborado a lo largo de su carrera se encuentra Pablo Milanés, quien también tocó en Miami el pasado agosto por primera vez. Ese concierto desató fuertes críticas entre un sector del exilio cubano, que protesta por actuaciones de músicos de la isla que no han renegado del régimen castrista.

Sabina ha dejado claro que su concierto en Miami "no tiene nada que ver con ningún tipo de política" y que lo encara con una "enorme curiosidad, con ganas" y con el deseo permanente de encontrar una "cierta complicidad en el público". En su opinión, Cuba "ha vivido en condiciones muy duras, con unos bloqueos tremendos (....), pero mi viaje a Miami no tiene nada que ver con ningún tipo de política. De hecho mis canciones no son políticas".

El cantautor español, que cuenta con quince discos grabados, ha explicado con emoción que esta gira por Estados Unidos es, sin duda, una forma, a su edad, de "revivir una antigua juventud soñada" por escenarios que formaron parte de su imaginario sentimental en el que se reconoce.