Obama y Netanyahu
El presidente estadounidense Barack Obama con el Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, Estados Unidos. Aaron Showalter / EFE

El presidente de Israel, Benajmin Netanyahu, ha dicho, durante su comparcencia en la Asamblea General de la ONU y en respuesta a la petición de Abás para que Palestina sea Estado miembro de la ONU, que "la verdad es que Israel quiere la paz con el Estado palestino, pero los palestinos no quieren la paz". A esto ha añadido que los palestinos repetidamente han rechazado las negociaciones con los israelíes para cerrar el conflicto.

Israel está preparado para tener un estado palestino en Cisjordania, pero no para tener una nueva Gaza"Israel está preparado para tener un estado palestino en Cisjordania, pero no para tener una nueva Gaza", afirmó Netanyahu, que también vinculó la violencia de la militancia islamista con el terrorismo, y señaló que desea "verdaderas y serias negociaciones".

El primer ministro israelí afirmó de igual modo que "tiende la mano al pueblo palestino porque buscamos una paz justa y duradera". "Estamos a miles de kilómetros de nuestras casas, estamos en el mismo edificio ¿Qué nos impide reunirnos hoy y empezar a negociar? Vayamos directamente" a la negociación, propuso Netanyahu.

"Israel ha querido vivir en paz desde su fundación", afirmó Netanyahu, que pronunció su discurso poco después de que el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, comunicará a la Asamblea que había entregado al secretario general, Ban Ki-moon, su solicitud formal de adhesión al organismo multilateral.

Lieberman, muy crítico

El ministro israelí de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, calificó el discurso del presidente palestino en la ONU, Mahmud Abás, de "muy duro" y apreció en su contenido una "incitación" a la violencia. "Es un discurso de incitación que no había visto nunca en Abás", dijo Lieberman en una entrevista con la edición electrónica del diario Yediot Aharonot desde la sede de la ONU en Nueva York.

Creo que su discurso representa una amenaza (Lieberman)"Lo interesante (agregó) es que ha recordado a los países árabes y ni ha mencionado a Estados Unidos. Ha sido un paso hacia atrás, hacia su lado más oscuro". Según Lieberman, que se salió de la sala antes de comenzar Abás a hablar, el haber recordado a Yaser Arafat en tres ocasiones es "volver al espíritu" del fallecido líder palestino, en quien Israel veía a un terrorista sin vocación negociadora, en contraste con el actual líder de la ANP.

"Creo que su discurso representa una amenaza (..) No veo en él ninguna señal de esperanza (para reanudar las negociaciones)", concluyó el ministro israelí. Por su parte, el ministro de Asuntos de la Diáspora, declaró que abandonó la sala de la Asamblea General durante el discurso de Abás porque se sintió "humillado". "Es un discurso de mentiras y de incitación, lamento que por lo que ha dicho le hayan aplaudido", afirmó.

"Decepción absoluta"

Un responsable del Gobierno israelí calificó este viernes de "decepción absoluta" la intervención del presidente palestino, Mahmud Abás, ante la Asamblea General de la ONU en la que pidió el reconocimiento de palestina como Estado.

"Es un discurso que no ofrece nada, sólo contiene diabolización de Israel, ni programa, ni plan, ni proyecto, además de estar acompañado de algunas mentiras históricas totalmente inaceptables", recalcó el responsable israelí, que pidió no ser identificado.