La Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (COAGRET) ha protestado este viernes por la decisión de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) de cerrar las compuertas del embalse de Tosos "dejando seco el río Huerva. Consideramos que la CHE debería ser la primera en respetar la legislación vigente en relación a los caudales ambientales".

Por otro lado, COAGRET recuerda que los embalses de uso agrícola siempre se vacían después de una campaña de riego, al final del verano "y las siempre escasas lluvias de verano nunca los han llenado. La escasez de lluvia y nieve en invierno y primavera ya era conocida antes de la campaña de riego", apuntan.

Por último, señalan que "nos preocupa que el estado actual de algunos embalses se pueda deber más a una mala gestión de desembalses que a una sequía que no puede ser definida todavía como extraordinaria".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.