Back in Business ha trasladado al comité de empresa de Nueva Rumasa su intención de "cerrar" las bodegas del grupo "menos rentables". Los representantes de los trabajadores han asegurado que no se sentarán con esta compañía hasta que no "acrediten" la compra del grupo de la familia Ruiz-Mateos.

En declaraciones a Europa Press, Francisca Romero (UGT) ha cuestionado la "oficialidad" de la operación, así como del anuncio realizado por tres representantes de la compañía a trabajadores de Garvey de cerrar las bodegas del grupo que sean menos rentables. Asimismo, ha criticado que la empresa no haya entregado aún a la jueza ninguna documentación de la compra.

Para Romero "no es serio" que hasta ahora sólo se hayan presentado unas escrituras con un "mandatario verbal" en bodegas Zoilo Ruiz-Mateos y, por ello, ha dejado claro que en UGT "sólo reconocemos" a los administradores concursales y que "la última palabra" la tiene la jueza.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.