GDF Suez e Iberdrola confirman su compromiso con el consorcio nuclear británico NuGen y prevén elevar su participación al 50%, después de que la compañía Scottish and Southern Energy (SSE) les haya informado de su intención de abandonar la sociedad.

El objetivo de esta consorcio es desarrollar una nueva central nucrlar de hasta 3.600 megavatios (MW) de potencia en el emplazamiento británica West Cumbria.

En el último año, indica Iberdrola en una nota, se han realizado importantes progresos para asegurar que NuGen cuente con recursos adecuados en términos de conocimiento y experiencia.

Además, la sociedad está desarrollando importantes actividades y acaba de solicitar la licencia para los trabajos preliminares de estudio topográfico del emplazamiento, que está previsto que comiencen antes de finales de este año.

Tanto Iberdrola como GDF Suez están convencidas de las perspectivas de desarrollo de West Cumbria, por lo que la decisión de SSE no afectará al calendario ni a los planes previstos. Como está planificado, la decisión final de inversión se tomará en torno al año 2015 y la planta nuclear podría estar en operación comercial en 2023.

En todo caso, las compañías aprovechan la ratificación de su compromiso en el desarrollo de nucleares en Reino Unidos para reiteran la necesidad de contar con un marco claro, estable y predecible que permita tomar la decisión final de inversión.

Las dos eléctricas tienen una amplia experiencia en la operación de centrales nucleares en toda Europa, así como en el desarrollo y operación de plantas térmicas e instalaciones de energías renovables en Reino Unido, gracias a su presencia en Scottish Power y a la fusión de International Power y GDF Suez.

Consulta aquí más noticias de Álava.