El coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, ha calificado este viernes de "gran error" que la Junta de Andalucía y el PSOE "no aceptaran" la realización de una comisión de investigación en el Parlamento sobre las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo (ERE), así como ha incidido en la importancia de que la justicia "trabaje con celeridad" sobre este asunto que "está haciendo un grave daño y un grave perjuicio a la honestidad de las instituciones".

En rueda de prensa en Huelva, Valderas ha asegurado que las actas de los consejos de gobierno "deben salir en su totalidad del armario" para "poner luz y taquígrafos al mayor escándalo de la historia de la Junta de Andalucía en sus 32 años de funcionamiento".

"El armario va y el armario viene pero las actas no salen del armario", una vez que el Tribunal Supremo le ha dado la razón a la juez Mercedes Alaya en el conflicto de competencias que había elevado la Administración andaluza, en el marco de su investigación sobre las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo (ERE), ha recordado Valderas.

Se trata de un asunto que "está haciendo un grave daño y un grave perjuicio a la honestidad de las instituciones", por lo que ha abogado por "llegar al fondo" y sobre todo una vez que el Tribunal Supremo dictaminase que son "públicas", ha enfatizado.

El líder de IULV-CA ha indicado que ante esta decisión "el Gobierno andaluz no debe tener ningún tipo de resistencia" y en este sentido, "si hay más cuestiones, éstas deben ponerse encima de la mesa".

En esta misma línea, ha hecho hincapié en la importancia de que "la justicia actúe con celeridad", porque por su relevancia "tampoco se trata de que este tema la justicia lo tenga empantanado ante la conciencia de los andaluces".

Por último, ha pedido que "se aclaren todos los temas que encierran y rodean a la Consejería de Empleo", y a en su opinión, "no sólo ante el asunto de los ERE, sino ante determinados funcionamientos, que no han sido muy correctos".

Consulta aquí más noticias de Huelva.