El Consell de Govern de este viernes ha aprobado el acuerdo que supone la eliminación de los liberados sindicales, y ha anunciado que durante la próxima semana se reunirá con los representantes de las organizaciones para "intentar acercar posturas" en referencia al denominado crédito horario.

Así lo ha anunciado el portavoz del Ejecutivo y conseller de Educación, Cultura y Universidades, Rafael Bosch, quien ha remarcado que todos los departamentos del Govern cuentan con representación sindical.

En el encuentro de la próxima semana, para el que todavía no existe una fecha concreta, será un "intento de aproximación" para "no perder el canal de interlocución". En cualquier caso, Bosch ha reiterado que las medidas impulsadas por el Ejecutivo "son para salvar las conquistas sociales" alcanzadas hasta el momento.