El obispo de Santander, Monseñor Vicente Jiménez Zamora, ha hecho un llamamiento a profesores, directores de los centros, y a todo el personal educativo para que "creen las condiciones favorables" en las que pueda desarrollarse "debidamente" una tarea "tan importante" como es la clase de religión.

El obispo ha realizado este llamamiento concidiendo con el encuentro académico que mantiene esta jornada con los profesores que imparten la asignatura de religión y moral católica en los centros de enseñanza públicos de Cantabria.

Previo al encuentro, Jiménez Zamora ha destacado que la clase de religión se incardina y "entra plenamente" en todo lo que es el proyecto educativo de un centro, y ha añadido que para aquellos que libremente optan por la clase de religión "les da sentido y orientación a sus vidas".

Tras destacar que se trata de una asignatura "de suma importancia", el Obispo ha trasladado a los padres "la necesidad de solicitar la clase de religión para sus hijos" y ha animado a los adolescentes a que la soliciten "de buen grado" porque "no la deben ver como un peso, como una carga, sino como una ayuda para crecer como personas", ha resaltado el prelado.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.