Atentado en Marrakech
La cafetería Argana de Marrakech, tras el atentado. Youssef Boudlal / REUTERS

El acusado principal del atentado del 28 de abril de Marrakech, Adel Atmani, negó este jueves ante el Tribunal de Primera Instancia de Salé, que juzga los hechos, su vinculación con el ataque, pues asegura que nunca ha estado en esa ciudad.

La vista, que duró toda la mañana, fue pospuesta de nuevo hasta el próximo 29 de septiembre para escuchar al resto de los acusados.

Nueve personas están procesadas en este caso por "constituir una banda criminal dentro de un proyecto colectivo dirigido a atentar contra el orden público, asesinato con premeditación y alevosía, posesión y fabricación de explosivos y pertenencia a un grupo religioso prohibido".

Hizo explotar una bomba en el centro de la ciudad Al comenzar la vista de este jueves, el acusado principal se encaramó en un banco y gritó, a través de la cristalera que separa a los acusados del público, que el juicio ha sido por entero "fabricado" y que él es inocente, pero el juez le ordenó que se callara y dedicó toda la sesión a su interrogatorio.

El presunto terrorista, haciéndose pasar por un turista, hizo explotar una bomba en un café situado en la principal plaza de Marrakech, frecuentada por turistas extranjeros. Murieron 16 personas, once de ellas extranjeras, y otras 21 resultaron heridas de distinta consideración.