El testimonio desmonta la versión de los acusados de que el primer disparo fue por un forcejeo.