Catalán en las aulas
Estudiantes de catalán en un aula. ARCHIVO

El 99% de la población de Cataluña entiende y sabe hablar el castellano, y más del 95% lo saben leer y escribir, mientras que el porcentaje de entendimiento del catalán alcanza el 95%, pero la cifra de quienes lo saben hablar, leer y escribir es mucho menor. Según el informe de política lingüística de 2010 que este miércoles ha presentado el conseller de Cultura, Ferran Mascarell, en el Parlament, un 95% de los ciudadanos de Cataluña entienden el catalán, un 78% lo sabe hablar, un 81,7% lo sabe leer y un 60% lo sabe escribir.

Mascarell también ha ofrecido los indicadores de usos lingüísticos de la población, que, con datos de 2008, indican que el 99% entienden y saben hablar el castellano, el 97% lo saben leer y el 95% lo saben escribir. Entre los jóvenes de 19 años, el porcentaje de los que escriben en catalán sube hasta el 97%, lo que demuestra, ha dicho el conseller, el "éxito de la inmersión lingüística". Según Mascarell, "estos datos ponen de relieve cuál es la realidad lingüística del país y la incorrección de algunos debates" y que "estamos haciendo progresar bien el catalán contra nada y contra nadie".

Entre los jóvenes de 19 años, el porcentaje de los que escriben en catalán sube hasta el 97%El informe permite concluir que el catalán tiene un "buen estado" en cuanto a la evolución y una "salud crecientemente positiva" y que el uso de la lengua "avanza a buen ritmo ", aunque "aún queda mucho camino por recorrer", y en este camino hay "algunas piedras". Mascarell ha identificado estas dificultades con determinadas "actitudes de parte del Estado", que a su juicio tiene una "escasa predisposición" a la protección y el reconocimiento de la lengua catalana, y también del aranés. "No se puede decir que el Estado sea eficiente con la lengua de los catalanes", ha asegurado Mascarell.

Entre las cuestiones particulares que el informe del año pasado pone de relieve, se detecta un retroceso del uso del catalán en el ámbito de la justicia y la necesidad de estar "muy atentos" para garantizar la presencia del catalán en el ámbito de las nuevas tecnologías. También constata un pequeño descenso de la demanda de cursos de catalán por parte de inmigrantes, en un contexto de crisis y de menor presión inmigratoria, aunque destaca también "la importancia que sigue teniendo la demanda de cursos de catalán" a nivel local e internacional.

Estos datos ponen de relieve la realidad lingüística del país y la incorrección de algunos debates"El año pasado destaca también por la alta productividad legislativa, con leyes como la del cine o el código de consumo, que ahora se tendrán que desarrollar, si bien "intentado siempre que el consenso sea la primera de las opciones", ha argumentado Mascarell. El informe, que el consejero ha hecho llegar también hoy a todos los grupos parlamentarios, y que se remite también al Consejo Social de la Lengua para que haga su interpretación, sirve de base al gobierno para elaborar las políticas de los próximos años en materia de lengua.

Mascarell ha avanzado que estas políticas perseguirán incrementar el prestigio del catalán, el reconocimiento internacional y su oficialidad, reforzar todos los elementos para llegar a un conocimiento masivo, mejorar la "calidad del uso", y exigir que el Estado defienda y proteja el catalán y el aranés "tal como dice la Constitución". La Generalitat, según recoge el mismo informe, destinó 159 millones de euros a actuaciones de política lingüística en el año 2010.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.