Los tres pertenecen a una banda de origen chino y han sido reconocidos por las víctimas. Según la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

su crueldad era tal que en una ocasión intentaron cortar el brazo de una persona con un cuchillo eléctrico.

OTROS SUCESOS: