Strauss-Kahn admite que cometió una "falta moral" en la habitación del hotel de Nueva York

  • DSK niega haber cometido un acto violento contra una de sus camareras.
  • Contestó con un "veremos" a la pregunta de si fue víctima de un "complot".
  • Sobre su futuro político en el Partido Socialista, afirma: "No creo que sea mi papel el de inmiscuirme en las primarias".
  • Strauss-Kahn concede la primera entrevista en TV desde su dimisión en el FMI.
El exdirigente del FMI, Dominique Strauss-Kahn.
El exdirigente del FMI, Dominique Strauss-Kahn.
Francois Guillot / REUTERS

El exdirector del FMI, Dominique Strauss-Kahn, declaró este domingo que cometió una "falta moral" en la habitación de un hotel de Nueva York el pasado 14 de mayo y negó haber cometido un acto violento contra una de sus camareras.

El político socialista declaró por primera vez en televisión desde su dimisión como máximo responsable del Fondo Monetario Internacional (FMI) que no hubo "agresión" en aquel caso.

DSK, como se conoce al político francés, aseguró que "toda esta historia es una mentira" e insistió en que los cargos contra él ha sido retirados en Estados Unidos porque no hay motivos para continuar con el caso ni hay pruebas.

Strauss-Kahn aseguró que no tiene intención de negociar en relación con el proceso civil que aún está abierto contra él por parte de los abogados de la camarera del hotel Sofitel que le acusó, Naffissatou Diallo.

En su comparecencia al canal francés TF1, DSK calificó de "posible" que haya podido ser objeto de una "trampa" y contestó con un "veremos" a la pregunta de si fue víctima de un "complot".

Su debilidad por las mujeres

El político francés insistió en que lo que ocurrió en el Sofitel fue una "debilidad" y fue interrogado por sus relaciones en general con las mujeres, dado que además en Francia una periodista le acusa de haberla agredido sexualmente.

Sobre este último punto, Strauss-Kahn califica las acusaciones por intento de violación por parte de la periodista Tristane Banon de "imaginarias", y añade que "no hubo violencia". "Nunca he tenido una relación de poder", aseguró DSK, quien manifestó su "respeto por las mujeres".

"Desde hace cuatro meses he visto el daño que he hecho a mi alrededor y he reflexionado; he perdido para siempre esa ligereza", dijo además al ser preguntado por sus relaciones con personas del otro sexo.

Mientras, en el exterior de los estudios donde DSK hacía sus declaraciones, cerca de medio centenar de mujeres protestaban contra el exdirector del FMI, a quien desde una pancarta calificaban de "homo erectus erectus" y desde otra pedían a su mujer "que lo castre".

Parón en política

Respecto a su futuro político, DSK confirmó que "quería ser candidato" a las elecciones presidenciales previstas para 2012 en Francia, pero añadió que "evidentemente no" lo será.

"No creo que sea mi papel el de inmiscuirme en las primarias", declaró respecto al proceso de elección de candidato lanzado por su formación política, el Partido Socialista (PS).

"No soy candidato a nada y tengo intención de descansar. Voy a darme tiempo para reflexionar", concluyó DSK.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento