Bélgica, cerca de un acuerdo histórico para acabar con la crisis política que paraliza el país

  • El país vive una profunda crisis desde las elecciones del 13 de junio de 2010.
  • El Rey Alberto II ha regresado de las vacaciones, lo que es un indicio.
  • Apenas hace 24 horas las posiciones para formar gobierno era irreconciliables.
El líder del partido socialista belga, Elio Di Rupo.
El líder del partido socialista belga, Elio Di Rupo.
EFE

Bélgica está a punto de lograr un acuerdo histórico sobre la polémica periferia flamenca de Bruselas que puede desbloquear las negociaciones para formar Gobierno y sacar al país de la profunda crisis que vive desde las elecciones del 13 de junio de 2010, según medios belgas. El encargado de formar Gobierno, el socialista francófono Elio Di Rupo, va a reunirse con el rey belga Alberto II esta misma noche para presentarle un acuerdo definitivo entre partidos flamencos y francófonos sobre el distrito electoral y judicial de Bruselas-Halle-Vilvoorde, asegura el diario francófono "Le Soir".

Los principales partidos del país, excepto los ganadores de los últimos comicios, los independentistas flamencos de la N-VA, negocian desde primera hora de la tarde una solución después de que llegasen a un punto de bloqueo que parecía insuperable. Según explica el diario flamenco "De Morgen", los partidos flamencos -el liberal Open Vld, el socialista SP.A, el democristiano CD&V y el ecologista Groen- presentaron una propuesta conjunta este mediodía que los francófonos -el ecologista Ecolo, el liberal MR, el democristiano CDH y el socialista PS- pudieron aceptar.

Las ocho formaciones trabajan a contrarreloj en estos momentos para perfilar los últimos detalles del acuerdo con vistas a que Di Rupo pueda presentarlo a continuación al rey. El acuerdo concierne exclusivamente a la situación de BHV, una vieja reivindicación flamenca que motivó la caída del Ejecutivo belga y precipitó la convocatoria de elecciones anticipadas hace más de un año.

Si finalmente se confirma este gran avance, Bélgica habrá recorrido en sólo una jornada los dos extremos posibles sobre su futuro, la solución y la catástrofe, ya que esta misma madrugada las posiciones parecían tan irreconciliables y la situación tan grave que el rey se vio obligado a regresar al país tras sólo dos días de vacaciones en Francia.

Antes de que trascendiera el inesperado regreso del rey, la noticia del día en Bélgica era el abandono del primer ministro en funciones, Yves Leterme, después de más de 500 días gobernando de forma provisional, para convertirse en secretario general adjunto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento