La Consellería de Educación ha destacado "la total normalidad" con la que se ha producido este lunes el inicio del curso escolar en Infantil y Primaria en Galicia, un comienzo que ha estado marcado por la críticas de los sindicatos al aumento del horario lectivo de los docentes de 21 a 25 horas.

En total, 66.771 alumnos de Infantil empezaron este lunes las clases, de la misma forma que lo hicieron 132.140 de la etapa educativa correspondiente con primaria, en más de 1.000 centros.

Los maestros de todos ellos estrenan desde este lunes la ampliación del horario lectivo, "medida difícil de adoptar" pero que pretende "la optimización de recursos y la mejora de la calidad educativa", según ha incidido el titular de la consellería, Jesús Vázquez, en la inauguración del curso en el CPI de Maside, en Ourense.

En este centro, en el que Vázquez dio cuenta de "las importantes obras de mejora" —por valor de unos 0,5 millones de euros—, comenzaron las aulas 240 estudiantes de Primaria e Infantil.

Además de las nuevas instalaciones, los escolares tendrán este curso un nuevo auxiliar de conversación y secciones bilingües de las que se beneficiarán escolares de 3º y 4º de Primaria, apunta Educación. Asimismo, señala, el colegio cuenta con un profesor de apoyo dentro del plan 'PROA' (Programa de Refuerzo, Orientación y Apoyo) y su biblioteca recibió unos 15.000 euros para su mejora.

Concentraciones en maside y pereiro de aguiar

En contraste con estos datos que resalta la consellería, a la entrada del colegio se han concentrado delegados de la CIG-Ensino y otras organizaciones sindicales para mostrar su rechazo a lo que consideran "recortes de profesorado" y en defensa de la enseñanza pública.

La central nacionalista ha reivindicado el restablecimiento del horario lectivo del profesorado y la eliminación de la obligatoriedad de custodiar al alumnado en la espera por el transporte escolar.

En estas reclamaciones ha coincidido la sección de enseñanza de CC.OO. (CC.OO.-Ensino), que, a través de un comunicado, ha instado a la consellería a "abrir vías de diálogo" y modificar la política "de recortes".

Para este sindicato, el dato de 422 docentes menos para este curso 2011-2012 "es incompleto", ya que no contabiliza "el previsible recorte en Secundaria". Por esto, considera "inadmisible" la actitud de Educación, y más tras la "masiva respuesta" del profesorado el pasado viernes.

Miles de profesores de la Comunidad gallega, más de 15.000, según la organización, acudieron a la convocatoria sindical en Santiago para pedir la retirada de las medidas de la Xunta.

También este lunes, con motivo del comienzo del curso, padres y alumnos del colegio público Ben-Cho-Shey de la localidad ourensana de Pereiro de Aguiar volvieron a protestar con sillas y pupitres en la calle —frente al centro— para denunciar la supresión de un aula de Infantil y de un profesor y la unificación en una clase de niños de distintas edades.

INCIDENCIAS

Según la información que aporta la consellería, "solo una docena" de los 1.002 centros educativos que comenzaban este lunes su actividad registraron alguna "pequeña incidencia". "Parte del alumnado" del Ben-Cho-Shey acudió a una convocatoria de su ANPA, explica.

En la provincia de A Coruña, "solo tres centros no pudieron iniciar hoy el curso", apunta Educación. Así, en la EEI da Angustia (A Pobra do Caramiñal), las clases empezarán este martes, cuando "todo el material esté disponible". Y, en el CEIP de Buño, la actividad académica se pondrá en marcha dentro de dos días "debido al retraso en las obras que está realizando el ayuntamiento en el centro".

Por otra parte, el departamento señala que Jesús Vázquez se reunirá este mismo lunes con padres del alumnado del CEE María Mariño, también en A Coruña, para explicarles que las clases se inician en dos días "en cuanto esté disponible todo el personal de cuidadores y educadores". LUGO

En Lugo, el CEIP Illa Verde arrancó "con normalidad", aunque el servicio de comedor comenzará a prestarse la próxima semana. El retraso de la autorización por parte del municipio para actuar sobre la casa del conserje hizo que se retrasasen las obras, indica.

En la misma localidad, el CEIP Paradai ha iniciado también la actividad con normalidad, pese a la "pequeña inundación" que afecta a tres aulas del centro, debido a la rotura de un grifo durante el fin de semana. La actividad académica pudo comenzarse "gracias a la habilitación de la biblioteca y de otro espacio del colegio como aulas".

PONTEVEDRA

En Pontevedra, han comenzado el curso 72 nuevos alumnos en Infantil y Primaria, con lo que en total son unos 8.000 escolares que, mayoritariamente —más de 5.000— irán a colegios públicos.

En la ciudad del Lérez, este mismo lunes se reúnen los sindicatos de enseñanza para concretar un calendario de movilizaciones, en contra de unas medidas que, a su juicio, suponen reducción de profesores.

El presidente de la Federación de Padres de Pontevedra, Manuel Alvite, ha denunciado que cualquier recorte supone un retroceso que no debería de producirse.

Otras incidencias que han marcado el comienzo del curso en Pontevedra han sido las obras que aún siguen en los colegios de Monteporreiro y Ponte Sampaio. Al respecto, el concejal de Educación, Agustín Fernández, ha pedido a la Xunta que cumpla sus compromisos.

Con la vuelta al colegio se activaron también los 'Camiños Escolares', trayectos por los que se despliegan monitores para garantizar el paso de los niños de camino al colegio. De momento, solo está en marcha el del colegio Álvarez Limeses.

La consellería señala que en el CRA de Ribadumia y en el CEIP Plaza de Barcelos se retrasó la vuelta al colegio por obras "que está realizando el ayuntamiento y que no están terminadas". FERROL

También el curso escolar ha comenzado en el área de Ferrol con normalidad, pero con críticas de los centros escolares ante la reducción en el número de profesorado. Los recortes han afectado a colegios como el San Xoán da Filgueira, aunque tras las protestas protagonizadas por la comunidad educativa, se alcanzó un acuerdo con la Consellería de Educación que ha permitido la reorganización de horarios.

En otros centros, como el Ponzos, se pierde un profesor de Pedagogía Terapéutica y un especialista en inglés, por lo que según denunció el director Gerardo Pazos, los alumnos de Educación Infantil no podrán disponer de clases de inglés. El colegio Isaac Peral pierde este curso el tercer profesor de apoyo de inglés y no podrá hacer desdobles en cinco aulas por falta de docentes.

Con el inicio del curso escolar, también comenzó este lunes el servicio de comedores en ocho de los 10 centros de Educación Infantil y Primaria, pero con algunas novedades. La partida destinada por el Ayuntamiento de Ferrol a las becas de comedor se incrementó un 23%, pasando de 61.000 a 80.000 euros, debido a que las ayudas se concederán tanto a alumnos de centros públicos como concertados. Pero también aumentó el número de solicitudes de becas, de 165 a 340.

Otros retrasos

Para finalizar, Educación apunta que en otras cuatro escuelas infantiles la actividad lectiva comenzará "en los próximos días", en cuanto se cubran las bajas de los profesores encargados de estas unidades.

Se trata de las EEI de Dimo y Abalo —ambas en Catoira (Pontevedra)— y de la de Romariz, en Soutomaior. En todo caso, esta última permaneció abierta, informa, ya que la profesora de religión atendió a los alumnos.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.