Los cuatro presidentes, tras la cumbre (Foto: Reuters)
Los cuatro presidentes, tras la cumbre (Foto: Reuters) Reuters

Morales ya ha regresado a La Paz, procedente de la reunión con los gobernantes brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva; argentino, Néstor Kirchner, y venezolano, Hugo Chávez, en la localidad de Puerto Iguazú (Argentina).

Evo Morales destacó la predisposición de Brasil, Argentina y venezuela para "seguir invirtiendo en el país"

En una rueda de prensa, Morales calificó esa reunión de "muy amistosa, muy cordial, con mucha solidaridad", y destacó la predisposición de sus interlocutores para "incorporar a Bolivia al proyecto Gasoducto del Sur" y "seguir invirtiendo en el país".

El presidente boliviano explicó que la nacionalización de los hidrocarburos decretada por su Gobierno el lunes no formó parte del debate, aunque los otros tres gobernantes le felicitaron públicamente por ese plan, dijo Morales.

Revisión del precio del gas 

Con respecto al precio que pagan Brasil y Argentina por el gas natural que importan de Bolivia, afirmó que "va a ser analizado, mejorado, tomando en cuenta la situación económica de los distintos países, sean productores o consumidores".

Morales dio a entender que las tarifas aumentarían al señalar que los dos países afectados "apuestan por mejorar la situación económica de nuestro país".

Jamás hemos pensado en afectar al abastecimiento del gas a los países vecinos 

"Jamás hemos pensado en afectar al abastecimiento del gas a los países vecinos", añadió, sobre la posibilidad de que las partes no se pongan de acuerdo sobre las nuevas reglas de juego en el sector energético boliviano y sus efectos sobre el comercio del hidrocarburo.

Al respecto, denunció la existencia de una campaña mediática para enfrentarle a los presidentes de Brasil y Argentina, a los que definió como "hermanos" y "compañeros" y a los que reiteró su promesa de que el suministro de gas natural "está totalmente garantizado".

Declaración conjunta 

Los cuatro presidentes coincidieron también en "preservar y garantizar el abastecimiento de gas favoreciendo un desarrollo equilibrado de los países productores y consumidores", según la declaración leída por el presidente argentino, Néstor Kirchner.

Kirchner leyó esta declaración después de lo que llamó "una larga y productiva" reunión, "quizá la más importante" desde que él está en el Gobierno (2003).

"Los presidentes se pusieron de acuerdo en fomentar inversiones conjuntas a fin de favorecer el desarrollo integral de Bolivia", agrega la declaración difundida por Kirchner.

Al término de la cumbre, el venezolano Hugo Chávez declaró escuetamente que había sido "una reunión extraordinaria".

Una reunión que arrancó con tensiones

La cumbre había sido convocada de urgencia a petición de Lula da Silva, quien ya había expresado su preocupación por el impacto que la medida tomada por Morales de nacionalizar los hidrocarburos tendrá en la economía brasileña.

Morales dijo que Brasil y Argentina tendrían que pagar más por el gas
Morales dijo desde La Paz que los gobiernos de Brasil y Argentina necesariamente tenían que entender que tendrían que pagar más por el gas de su país, el cual posee las mayores reservas de ese hidrocarburo de Sudamérica, después de Venezuela.

Bolivia exportaba hasta ahora su gas natural a casi a la mitad del precio del mercado internacional, al ubicarse algo por encima de los 3,50 dólares el millón de unidades térmicas británicas (BTU).

Morales, incluso, llegó a calificar de chantaje la actitud de la petrolera brasileña Petrobras, que se han negado a una subida del precio del gas, según recoge el diario El País.

Morales y Chávez refuerzan posturas

Antes de la cumbre en Puerto de Iguazú, los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y Venezuela, Hugo Chávez, ampliaron su alianza al terreno energético en una cita relámpago en La Paz, en la que coordinaron posturas.

De este encuentro surgió un compromiso venezolano de ofrecer ayuda económica para desarrollar el sector energético boliviano.

NOTICIAS RELACIONADAS: