El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos confirmó este jueves por la noche la existencia de una amenaza "creíble y específica" pero "no corroborada" de ataque terrorista en el país, que no precisó, a solo dos días del décimo aniversario de los atentados terroristas del 11 de septiembre. "Es cierto que hay información de una amenaza específica y creíble, pero no confirmada", dijo Matthew Chandler, portavoz del DHS, en un comunicado.

La secretaria de Estado de EE UU, Hillary Clinton, aseguró este vierens que Al Qaeda está tras la amenaza. En un discurso en Nueva York, Clinton subrayó que el Gobierno desarrollará una campaña "incansable" contra las amenazas, y con ese fin celebrará a finales de mes el Foro Global Antiterrorista, con representantes de una treintena de países, para identificar amenazas globales y compartir conocimientos.

La secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, y el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, comparecieron juntos en esa ciudad para alertar de que la amenaza "existe". Según la información aportada por Napolitano y el alcalde neoyorquino, hay tres personas, un vehículo y explosivos asociados con la amenaza, de la que no quisieron dar más detalles.

Continuamos pidiendo a los estadounidenses que sigan vigilantes durante todo el fin de semanaLas cadenas de televisión mencionan la existencia de al menos tres sospechosos, uno de ellos estadounidense, que habrían entrado en el país hace un mes con la intención de perpetrar un atentado con coche-bomba, tal vez en Nueva York o Washington.

"Estamos tomándonos todas las amenazas muy seriamente y hemos adoptado y seguiremos adoptando todos los pasos necesarios [...]. Continuamos pidiendo a los estadounidenses que permanezcan vigilantes durante todo el fin de semana", se limitó a añadir Chandler.

Al Qaeda

Según los medios estadounidenses, que citan a altas fuentes oficiales del Gobierno con conocimiento de la amenaza a las que no identifican, las autoridades han obtenido información de lo que creen que son "posibles sospechosos" ligados a la red terrorista Al Qaeda, responsable de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Una de las fuentes dijo a la cadena Fox News que la amenaza "es lo bastante especifica como para provocar preocupación" y otra comentó que está siendo investigada. "Tenemos la obligación de advertir", sostuvo una de las fuentes.

La cadena CNN informó de la convocatoria para este viernes, en Nueva York, de una rueda de prensa en la que el alcalde de la ciudad y los máximos responsables del FBI (la Oficina federal de investigaciones) darán más detalles de la investigación.

La cadena de televisión NBC también reveló que, según dos altas fuentes del Gobierno no reveladas, hay una "amenaza creíble y específica", la primera recibida en torno al aniversario del 11S. "No es inminente, no está confirmada", anotó una de esas fuentes citadas por NBC.

Obama, informado

El presidente de EE UU, Barack Obama, ha sido informado de la amenaza durante el día y ha pedido redoblar esfuerzos, según un alto funcionario de la Casa Blanca que habló con la condición de permanecer en el anonimato.

El Gobierno está discutiendo si elevar o no el nivel de alertaAdemás, las fuentes añaden que el Gobierno está discutiendo si elevar o no el nivel de alerta, una decisión que se tomaría después del discurso de Obama ante el Congreso, en el que presentó un ambicioso plan para la creación del empleo.

Durante las últimas semanas, varias autoridades del Gobierno y en particular la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, habían insistido en que no se había detectado ninguna amenaza verosímil de un posible atentado en torno al aniversario del 11S.

El país se mantiene en "vigilancia máxima" y el Gobierno emitió el pasado 2 de septiembre una "alerta mundial de viaje" para los ciudadanos estadounidenses, al insistir en la "continua amenaza que aún representan Al Qaeda y sus aliados".

Indicios

Se cree que los sospechosos que mencionan los responsables de seguridad llegaron a Estados Unidos desde Afganistán a través de un tercer país, posiblemente Irán. Además, se habla de al menos dos camiones que desaparecieron en Kansas, en el estado de Misuri, y que son buscados por todo el país por su posible conexión con los sospechosos.

Según documentos encontrados durante la operación militar que acabó con Osama Bin Laden en Pakistán el pasado 1 de mayo, el entonces jefe de Al Qaeda se planteaba formar un grupo de militantes para atentar en EE UU en el décimo aniversario de los ataques terroristas contra las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono.

Precauciones

El Departamento de Policía de Nueva York va a desplegar recursos adicionales en la ciudad, "de algunos de los cuales ustedes se darán cuenta y de otros no", según Bloomberg.

El comisario de la Policía neoyorquina Raymond Kelly indicó que entre las medidas de seguridad adicionales se encontrarán puestos de control en algunas calles, así como una mayor vigilancia de lugares señalados de la ciudad, edificios públicos y puentes. Además se aumentará el examen de bolsos y maletas en el sistema de Metro, habrá más perros adiestrados para la detección de bombas en las calles y se aumentará la retirada de los vehículos mal aparcados.

"Si ven algo potencialmente sospechoso, llamen al 911", pidió Bloomberg, quien no obstante afirmó que "no hay razón" para que la gente cambie sus rutinas porque los estadounidenses no se han dejado "intimidar" por los terroristas en estos 10 años y no lo van a hacer ahora.

Durante las últimas semanas, varias autoridades del Gobierno y en particular Napolitano habían insistido en que no se había detectado ninguna amenaza "verosímil" de un posible atentado en torno al aniversario del 11S.

No obstante, el país se mantiene en "vigilancia máxima" y el Gobierno emitió el pasado 2 de septiembre una "alerta mundial de viaje" para los ciudadanos estadounidenses, al insistir en la "continua amenaza que aún representan Al Qaeda y sus aliados".