El Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz) aprueba este viernes en Junta de Gobierno Local un Plan de Ajuste Económico "riguroso y urgente" que permitirá al Consistorio garantizar los pagos de las nóminas de los trabajadores, proveedores, concesionarias y entidades financieras hasta final de año.

Según anunció en rueda de prensa la pasada semana la alcaldesa jerezana, María José García-Pelayo (PP), las medidas adoptadas —que se darán a conocer este viernes— no afectarán a los ciudadanos, puesto que "no pasarán por la subida de impuestos ni de tasas", ya que la regidora popular considera que es la Administración local la que se tiene que "apretar el cinturón".

No obstante, García-Pelayo ha dejado claro que las partidas municipales destinadas al gasto social serán "intocables" y "se van a mantener" aunque ha alertado de que sin el documento que aprobarán este viernes "va a ser imposible afrontar el resto del año".

En este sentido, ha alertado de que el Consistorio jerezano tiene en la actualidad un déficit de casi 30 millones de euros, pese a que requiere de más de 80 millones para hacer frente a "obligaciones ya comprometidas" desde septiembre hasta final de año.

Por ello, la alcaldesa ha advertido de que tras su aprobación en Junta de Gobierno local, el Ayuntamiento trabajará con los sindicatos y presentará el documento a las administraciones, entidades financieras y agentes económico para "recuperar la confianza en la ciudad".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.