atenco
Varios manifestantes golpean a un policía en San Salvador Atenco. REUTERS/Daniel Aguilar

Un joven de 14 años murió en uno de los enfrentamientos, dijo a la prensa América del Valle, una de las dirigentes de los campesinos de Atenco.

Medios locales indicaron que el joven se llamaba Luis Javier Cervantes y mencionaron extraoficialmente que hay otro muerto.

Responsabilizamos al Gobierno municipal de Texcoco, al Gobierno estatal y al federal de la muerte del joven. Eso les va a costar 

"El Gobierno municipal de Texcoco, el Gobierno estatal y el federal" (...) tienen la culpa de la muerte del joven y "eso les va a costar", dijo América, cuyo padre Ignacio del Valle figura como uno de los 31 detenidos.

33 policías heridos 

El jefe de Estado Mayor de la Policía Federal Preventiva (PFP), Ardelio Vargas, dijo en rueda de prensa que aún "no se puede confirmar si existen muertos", pero mencionó que 33 policías resultaron heridos durante las dos refriegas.

"Hemos escuchado las versiones de que existen al interior del municipio muertos, pero para evitar más provocaciones o enfrentamientos, todavía no existe alguna autoridad oficial para certificar sí efectivamente hay muertes que lamentar", manifestó Vargas.

Agregó que dos elementos policiales están graves, y a uno de ellos se le amputó una pierna.

La Cruz Roja informó de que atendió en el lugar a 42 heridos, entre ellos ocho civiles y el resto policías.

Disturbios tras un intento de desalojo 

La violencia estalló por la mañana, cuando la policía intentó desalojar a vendedores callejeros de flores del municipio de Texcoco, quienes se defendieron con machetes y se atrincheraron en una casa.

En esa acción se detuvo a varios comerciantes de Texcoco, en ayuda de los cuales acudieron los campesinos del vecino municipio de San Salvador Atenco.

Policías tomados como rehenes 

Este nuevo grupo inició otro choque al agredir a policías con piedras, palos, machetes y cócteles molotov, además de que tomaron rehenes a cinco agentes policiales.

Los campesinos, que exigen la liberación de sus compañeros y el retiro de la policía del lugar, tomaron una carretera vecina y la bloquearon con bombonas de gas, que amenazan con hacer estallar si la policía entra al pueblo.

En otra acción, la policía tomó la casa donde estaban atrincherados los vendedores y detuvo a varias personas.

Se desconoce la suerte de los cinco agentes policiales retenidos por los campesinos.

Pronunciamiento del Subcomandante Marcos 

Por su parte, el líder del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el Subcomandante Marcos, decretó que a partir del jueves los municipios rebeldes que controla en el sureño estado de Chiapas estarán en "alerta roja".

Marcos, quien concluyó una gira de cuatro días en la capital mexicana, dijo que el EZLN es "Atenco", en relación a los pobladores de San Salvador Atenco, que desde 2002 realizan varios actos de resistencia y han expresado su apoyo a los zapatistas.

Antecedentes de lucha 

Los campesinos de San Salvador Atenco, cuyo símbolo de lucha son los machetes, crearon su movimiento hace cuatro años, cuando el Gobierno federal quiso comprarles sus tierras por debajo del precio del mercado para construir un segundo aeropuerto para la capital mexicana.

Su resistencia obligó al Gobierno del presidente Vicente Fox a renunciar a la construcción del aeródromo.