La consejera de Economía, Hacienda y Empleo de Cantabria, Cristina Mazas, ha defendido este jueves, en relación con el sistema tributario, que "de su solidez y del absoluto control y rigor en su funcionamiento depende el mantenimiento del Estado de Bienestar en el largo plazo".

Mazas ha efectuado estas declaraciones en el transcurso de la inauguración del curso `Las normas antielusión en el sistema tributario', organizado por los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria, en colaboración con la Asociación Española de Asesores Fiscales, la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo y el Ayuntamiento de Santander.

El acto inaugural ha contado con la presencia de la vicerrectora de Difusión del Conocimiento y Participación Social, Consuelo Arranz; el presidente de la Asociación Española de Asesores Fiscales, Juan Carlos López-Hermoso; el delegado de la Demarcación Territorial de la Asociación, Miguel Rivero; y la directora de los cursos de verano de la Universidad de Cantabria (UC), Elena Martín.

Ante un numeroso grupo de expertos en materia fiscal, llegados desde distintos puntos de España, la consejera les ha trasladado la idea de que "la acción política de un Gobierno debe ser analizada, sin ningún lugar a dudas, por la política fiscal que desarrolla".

Por ello, ha centrado su intervención en las grandes líneas generales de la política fiscal que desarrollará el Gobierno de Cantabria y ha enfatizado en la importancia que esta materia debe tener dentro del análisis de la acción del Gobierno.

De esta manera, Mazas se ha reafirmado en los cuatro pilares programáticos que marcarán la hoja de ruta tributaria de su departamento y, por extensión, de todo el Ejecutivo.

Como responsable de la Hacienda cántabra, Mazas ha explicado que su acción de gobierno en esta materia "busca mejorar las condiciones actuales de las empresas y la calidad de vida de los ciudadanos en peor situación económica y social, fomentar el I+D+i, como pilar del cambio productivo y simplificar la relación de los contribuyentes con la Administración Tributaria, reduciendo así los costes para ambos".

Política fiscal

Dentro de las medidas fiscales que la Consejería pondrá en marcha a corto y medio plazo, aludidas en sus líneas generales por Mazas en la inauguración del curso de la UC, destacan las nuevas deducciones sobre el IRPF, dirigidas a fomentar el autoempleo y la inversión en empresas de carácter cántabro; la bonificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, casi al cien por cien, en aquellas operaciones que supongan dinamismo empresarial; la creación de nuevos tipos reducidos en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales que tengan como objetivo la creación de empresas; la bonificación del 100 por cien de las tasas municipales para las empresas que se instalen en los Parques Tecnológicos y Empresariales de la región.

También contemplan la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, mediante deducciones en el IRPF para fomentar la conciliación de la vida laboral y familiar; la práctica eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, junto con nuevos tipos reducidos en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentales que permitan a familias numerosas, jóvenes y personas con algún tipo de discapacidad el acceso a la vivienda.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.