El Círculo de Bellas Artes de Tenerife inaugura este jueves a las 19.30 horas, la exposición 'El mar por el que todos navegamos', una colectiva en la que han participado seis artistas canarios y cinco checos, comisariada por Miriam Durango.

Esta muestra ha formado parte del proyecto 'Canarias y Europa Central: intercambio cultural', que se ha enmarcado en el programa Septenio del Gobierno de Canarias. Comenzó a finales de 2010 con una muestra de estos creadores de las islas en Belgrado (Serbia) y continuó con otro intercambio artístico en Praga (República Checa), experiencia esta última que se repite ahora en la sala tinerfeña, donde podrá visitarse hasta el 22 de octubre, según ha informado el Gobierno de Canarias en una nota de prensa.

Los artistas canarios Alby Álamo, Abel Herrera, Beatriz Lecuona, Óscar Hernández, Claudio Marrero y Germán Páez presentarán en esta exposición sus propuestas desarrolladas con el mar como punto de partida para la reflexión. Junto a ellos, los artistas checos David Böhm y Jiri Franta, Alena Kotzmannova, Petr Strouhal y Lenka Vitkova.

La muestra la han integrado obras fotográficas, vídeo e instalaciones, una experiencia con la que se ha pretendido mostrar "que no existe, ni existirá una cultura global, sino una diversidad", ha explicado la comisaria Miriam Durango. "Una hibridación que no supone la anulación de la especificidad, que surge de la forma en que se combinan los diferentes elementos de la diversidad cultura", añadió Durango.

Artistas y obra

Los convencionalismos del cine como 'educador de la mirada global' han caracterizado los dos vídeos que presentará Alby Álamo. 'False sunset' tratará de demostrar la construcción de un atardecer como parte del imaginario cinematográfico asociado al mar, mientras que 'Conversation' realizará un desmontaje de una imaginaria escena a medio construir, con el mar "como una localización más donde contextualizar un diálogo".

Asimismo, la videoinstalación de Abel Herrera, 'El Mar / La Mar', ha propuesto una reflexión sobre ambos conceptos, 'La Mar del navegante, El Mar para el profano', un mismo vocablo que con un pequeño matiz indica significados diferentes, "para el isleño barrotes de su propia prisión, o ensoñación de libertad; para el resdiente en tierra adentro ilusión, o incertidumbre. Para ambos, expectativa y esperanza", explicó Herrera.

En cuanto a la pareja artística formada por Beatriz Lecuona y Óscar Hernández, la creación parte del mar como situación, estado y paradigma del espacio sin resolver "donde se gesta el impulso de la vida y la pulsión de la muerte". En su instalación 'El viejo soldado', se ha reflejado la imagen de un vertido negro "cuya cartografía genera una suerte de territorio hostil en el medio líquido", apuntaron.

Por su parte, Claudio Marrero exhibirá dos videocreaciones, en las que ha establecido una metáfora con el fenómeno de la hemocromatosis, "al igual que el hierro se acumula en órganos vitales, las imágenes se depositan en la retina para siempre, construyendo la memoria" añadió Marrero. Por lo que las dos piezas de 'Memochromatosis' tratarán de mostrar que "son las imágenes, las películas y su épica adolescente las que conforman la identidad del sujeto".

En la serie fotográfica 'Tránsitos', Germán Páez descontextualiza el mar para convertirlo en "fondo y paisaje escenográfico, en inspiración", de manera que se ha llegado a estos tránsitos "o paisajes del extrañamiento, en los que el actor principal (el barco) ha quedado eliminado, dejándonos tan solo la extraña sensación de esos elementos totalmente autónomos que observamos per se", ha descrito el artista.

La artista checa Alena Kotzmannova presentará en la serie 'Mi copa del mar' fotografías del río Sazava combinadas con imágenes sobre cristal que datan de 1907, tomadas por su bisabuelo que servía como músico en la marina de guerra austro-húngara. En cambio, la pareja artística formada por David Böhm y Jiri Franta expondrán una de las piezas de su ciclo 'Casi nada es completo', compuesto por dibujo y videoinstalación. Para su construcción, fijaron a un barco un lápiz de color a través de una vara y en el muelle situaron un caballete con lienzo.

Por último, Lenka Vitkova exhibirá su instalación 'Seis espadas', inspirada en un proverbio checo del siglo XVI: Sal fuera, a lo desconocido en medio del mar. El título de la obra hace referencia a una carta de tarot que describe la situación de un paso hacia lo desconocido. Y Petr Strouhal presentará la animación '1,2,3,', título con el que reflejará tanto la estructura como el contenido que ha simbolizado una cuenta atrás.