Farmacia
Una farmacia de Málaga, en una imagen de 2006. MARTÍN MESA

La Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE) ha instado este miércoles a los Colegios Oficiales de Farmacéuticos a que reclamen por vía administrativa y judicial lo que les adeuda la Administración, al no reembolsarles el coste de los medicamentos dispensados con cargo a la Seguridad Social.

Esta decisión ha sido adoptada ante "la incapacidad" de los responsables políticos para solucionar la crisis La patronal entiende que los Colegios, como firmantes del concierto y depositarios de la factura, deben reclamar el pago de la deuda por vía administrativa y judicial y con carácter solidario al Sistema Nacional de Salud, Comunidades Autónomas, Ministerio de Sanidad, Instituto Nacional y Tesorería de la Seguridad Social.

Esta decisión ha sido adoptada ante "la incapacidad" de los responsables políticos para solucionar la crisis que están sufriendo las farmacias de Comunidades como Castilla La-Mancha, Baleares, La Rioja y Murcia y que está poniendo en "grave peligro" la prestación farmacéutica accesible, de calidad e igualdad a la que tienen derecho los ciudadanos.

Ante los impagos, las farmacias están abocadas al aplazamiento en el pago de las cuotas correspondientes de la Seguridad Social, los salarios de sus trabajadores, los pagos trimestrales de retenciones a cuenta a la Hacienda Pública y otros tributos, ya que no pueden hacer frente a esta demandas por la falta de liquidez y solvencia a las que la Administración las está llevando.

La Junta Directiva de FEFE también ha acordado pedir a las Comunidades Autónomas que propicien un Convenio Marco de Financiación. Ello permitiría, en su opinión, reducir los intereses de demora a su cargo, cediendo a las entidades financieras los derechos de cobro de deudas vencidas, líquidas y exigibles.

Situación grave de impago

Ante el agravamiento de la situación de impago y su posible generalización a todo el territorio español, FEFE exigirá administrativa y judicialmente el aval del Estado en el ejercicio de derechos fundamentales -procedimiento judicial especial preferente y sumario-, el derecho a la salud y a la vida.

La última medida tomada por FEFE consiste en convocar una Asamblea General Extraordinaria en Toledo, abierta a todos los farmacéuticos de España, donde será analizada en profundidad la "grave" situación actual y las medidas adoptadas.

Para finalizar, los representantes de la patronal solicitan a los Gobiernos central y autonómicos, como responsables del sostenimiento del Sistema Nacional de Salud, que pongan remedio de forma urgente a este problema, del que, concluyen, no son causantes ni los farmacéuticos ni los ciudadanos.