Una multitudinaria y sonada concentración frente a la Consejería de Educación ha inaugurado este miércoles el calendario de movilizaciones con que la enseñanza madrileña inicia el curso escolar 2011/2012, en protesta por la "merma de calidad" que conllevará los recortes realizados por la Comunidad en este sector.

Los sindicatos representativos de la enseñanza en la región -CSIF, CC OO, ANPE, y FETE-UGT- han anunciado un trimestre cargado de movilizaciones para conseguir que el Gobierno regional retire las 'instrucciones' promulgadas por el departamento que dirige Lucía Figar. Estas medidas conllevan la contratación de 3.300 docentes menos, que se suman a los 2.000 puestos eliminados el curso 2010/2011, y eleva la jornada lectiva de los profesores de secundaria de 18 a 20 horas.

Un total de 10.000 personas entre profesores, alumnos y padres de secundaria, según los sindicatos, han conseguido cortar por la tarde la calle Alcalá con una protesta en la que han pedido una "enseñanza de calidad" y han solicitado la dimisión de la presidenta regional, Esperanza Aguirre.

El error de Aguirre

Por la mañana la presidenta pedía disculpas a los docentes, tras admitir que se había equivocado al asegurar que tenían una jornada de 20 horas semanales, inferior a la del resto de los madrileños, y les ha pedido de nuevo "un esfuerzo" para poder ahorrar dinero público en tiempos de crisis. Para la presidenta regional, la enseñanza pública no se va a "resentir" porque se amplíe la jornada laboral de los docentes, sino que, por el contrario, "mejorará", y ha anunciado que enviará una carta a los 164.000 funcionarios de la región, entre ellos los profesores, para que le den ideas de cómo ahorrar.

Los sindicatos se han mostrado "indiferentes" por las disculpas de Aguirre Los sindicatos se han mostrado "indiferentes" ante las disculpas de Aguirre, y han acudido a la consejería de Educación para entregar una carta a la consejera y pedir una reunión "urgente" de la Mesa Sectorial que aborde la negociación de los recortes. Los servicios de seguridad de Educación les han negado el acceso al edificio, por lo que los portavoces sindicales han procedido al registro de la carta.

Los sindicatos de enseñanza han convocado una huelga y una manifestación para el miércoles próximo, 14 de septiembre, y prevén un calendario de movilizaciones "sostenido" durante todo el primer trimestre entre los que se contempla una campaña informativa destinada a los padres, encierros y otros actos de protestas.

Consulta aquí más noticias de Madrid.