Estudio de Eseca apunta que durante la crisis "sólo se creó empleo neto entre universitarios"

Un estudio realizado por la Sociedad de Estudios Económicos de Andalucía (Eseca), impulsada por CajaGranada, apunta que, desde el inicio de la crisis "sólo se ha creado empleo neto para la población con estudios universitarios", según los datos que se desprenden de un estudio realizado por Eseca, según el gabinete de análisis permanente del mercado de trabajo con el que cuenta esta sociedad.

Un estudio realizado por la Sociedad de Estudios Económicos de Andalucía (Eseca), impulsada por CajaGranada, apunta que, desde el inicio de la crisis "sólo se ha creado empleo neto para la población con estudios universitarios", según los datos que se desprenden de un estudio realizado por Eseca, según el gabinete de análisis permanente del mercado de trabajo con el que cuenta esta sociedad.

Según indica CajaGranada en una nota, entre 2007 y 2011, los ocupados con estudios universitarios "han crecido un 16,1 por ciento en la provincia granadina, por encima del aumento registrado en España (5,7 por ciento) y en Andalucía (3,6 por ciento), mientras que en el resto de grupos con inferior nivel educativo, se ha destruido empleo en este periodo".

La caja recuerda que la Universidad granadina cuenta con más de 60.000 alumnos de grado y postgrado, a los que se suman otros 20.000 que realizan cursos complementarios de formación, como los que imparte la Escuela de Postgrado, el Centro de Lenguas Modernas o la Universidad de verano, con lo que se ha convertido en la primera universidad andaluza por número de alumnos matriculados, además de ser la que más estudiantes Erasmus recibe y envía a Europa.

El estudio apunta que desde el inicio de la crisis económica en la última mitad del año 2007, "se ha puesto de manifiesto, con mayor intensidad, la importancia de la formación como factor estratégico para mantener o encontrar un empleo". Agrega que cuando se analizan las cifras de población ocupada durante la última década, "se observa que el máximo de ocupación se ha registrado en 2007, año en el que trabajaban en España casi 20,4 millones de personas, en Andalucía, 3,2 millones y en Granada, 346.600 personas".

Asimismo, apunta que desde esa fecha hasta el segundo trimestre de 2011, "se ha reducido el número de personas ocupadas en más de 2,1 millones en España, concentrándose en Andalucía casi el 20 por ciento del empleo destruido". En la provincia de Granada, la población ocupada ha caído en 46.200 personas en el mismo periodo, lo que supone algo más del 11 por ciento de los empleos perdidos en la comunidad autónoma.

Según el estudio, las estadísticas elaboradas por el INE en la Encuesta de Población Activa "destacan el papel que desempeña la formación cualificada de los trabajadores como garantía para el empleo".

De esta forma, según el estudio, "los ocupados con estudios universitarios han sido el único grupo que ha conseguido crecer en número desde el inicio de la crisis, incrementándose en términos netos en 264.500 personas en el conjunto de España, en 22.600 en Andalucía y en casi 12.000 en la provincia de Granada entre 2007 y 2011". Este grupo es el segundo en volumen tras el de los ocupados con estudios secundarios o medios, hecho que viene siendo así desde el año 2005, pues con anterioridad, los ocupados con estudios primarios eran el segundo grupo más numeroso.

Precisa que la destrucción de empleo "se ha dejado notar más en los grupos de trabajadores con menor nivel educativo, es decir, aquéllos que solo han completado los estudios primarios o carecen de ellos". En términos porcentuales se constata que, a medida que crece el nivel de formación de los trabajadores, menor ha sido el impacto de la crisis. Así, por ejemplo, en la provincia de Granada la ocupación ha caído un 54 por ciento entre 2007 y 2011 en el grupo de 'Analfabetos y sin estudios', un 37,2 por ciento en el grupo con estudios primarios, un 19,8 por ciento en el de estudios secundarios y un 2,6 por ciento en el de técnicos profesionales.

Por el contrario, los ocupados con estudios universitarios han crecido un 16,1 por ciento en el mismo periodo en la provincia granadina, por encima del aumento registrado en España (5,7 por ciento) y en Andalucía (3,6 por ciento).

Han recordado que las tasas de paro entre la población analfabeta o sin estudios se aproxima al 58 por ciento en Granada en el segundo trimestre de 2011, mientras que en España es del 55,7 por ciento y en Andalucía del 46 por ciento. Por el contrario, entre la población activa con estudios universitarios, la tasa de paro se sitúa alrededor del 14 por ciento en la provincia granadina y en el conjunto de la Comunidad, mientras que a nivel nacional baja hasta el 10,5 por ciento.

Eseca concluye en su análisis que la formación "supone un factor cada vez más demandado por el mercado, que contribuye decisivamente a la promoción profesional y a la empleabilidad del trabajador". Ha agregado que en tiempos de crisis, "aumentan los demandantes de empleo, por lo que los empleadores tienden a contratar a personal más formado". Asimismo, apunta que "cuando la producción se reduce, la destrucción de puestos de trabajo afecta con mayor intensidad y desde el principio, a los trabajadores con menor nivel educativo", de forma que, para Eseca. "invertir en educación es una garantía de un mejor desarrollo personal y laboral en el futuro".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento