FEAFES alerta la "difícil" situación del movimiento asociativo de salud mental en la región por el impago de la Junta

La Federación de Asociaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Castilla-La Mancha (FEAFES) ha informado este miércoles de que las asociaciones que prestan atención a personas con enfermedad mental están atravesando "un momento muy difícil y dramático" motivado por el impago de las subvenciones que el Gobierno regional les concedió para 2011.

La Federación de Asociaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Castilla-La Mancha (FEAFES) ha informado este miércoles de que las asociaciones que prestan atención a personas con enfermedad mental están atravesando "un momento muy difícil y dramático" motivado por el impago de las subvenciones que el Gobierno regional les concedió para 2011.

Estas asociaciones deberían percibir estas subvenciones de forma mensual a través de la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha, según ha informado FEAFES en nota de prensa.

Debido a estos impagos, muchos de los trabajadores que prestan sus servicios en los dispositivos gestionados por el movimiento asociativo no han cobrado sus nóminas desde el mes de junio, por lo que algunas entidades han llegado incluso a dejar de pagar seguros sociales, alquileres y recibos básicos como luz y teléfono.

La federación ha señalado que es "comprensible" la situación de falta de liquidez de las arcas públicas que el Gobierno regional ha trasladado a FEAFES pero asegura que las asociaciones necesitan "urgentemente" para poder seguir prestando sus servicios a las personas que tienen un trastorno mental y a sus familiares Además, según subrayan los responsables de la federación en su última reunión, que tuvo lugar el día 5 de Septiembre, "necesitamos una respuesta urgente de nuestros dirigentes, ya que no podemos continuar".

Para ilustrar esta situación, FEAFES ha subrayado que se han pagado a algunas asociaciones parte de la subvención correspondiente al mes de abril, con lo que se ha podido evitar de forma temporal el cierre de algunos dispositivos y recursos gestionados por las asociaciones pertenecientes a la Federación.

Pese a ello, si la situación no se soluciona podría suponer, según FEAFES, el cese de la atención a cerca de 2.000 personas con enfermedad mental de la región.

FEAFES y los profesionales de las asociaciones están "preocupados por las recaídas de estas personas en sus procesos de rehabilitación si dejan de recibir la atención diaria proporcionada por estos recursos".

"Son muchos los años que llevan luchando las asociaciones para mejorar la calidad de vida del colectivo al que representan y es sumamente doloroso ver cómo estamos abocados al cierre de nuestros dispositivos, no sólo centros de rehabilitación, sino también de residencias, viviendas tuteladas, programas de formación y empleo, etc", se lamenta la Junta Directiva de la Federación.

ELa Federación de Asociaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Castilla-La Mancha está formada en la actualidad por 16 asociaciones, que cuentan con 2.955 socios y donde prestan sus servicios 170 trabajadores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento